Castellón. Turismo rural en un antiguo molino.

El Baix Maestrat de Castellón, entre el mar y la montaña

La provincia de Castellón es un destino turístico poco masificado a pesar de la amplia variedad de opciones disponibles, tanto en la costa como en el interior.

La comarca del Baix Maestrat es la que mejor ejemplifica esta dualidad, tal y como nos recuerda esta casa rural que es, además, un notable complejo turístico.

El Baix Maestrat es una de las comarcas más septentrionales de la provincia de Castellón, limitando al norte con la de Tarragona. Se trata de una comarca muy extensa en la que es posible transitar por las recónditas sendas de la sierra de Irta y, poco después, zambullirse en una apacible playa.

Mar y montaña se dan así la mano en una comarca que cuenta con municipios de larga tradición turística, caso de Vinaroz, Benicarló o Peñíscola, pero que, al mismo tiempo, ha sabido preservar sus esencias para ofrecer un seductor cóctel de experiencias al viajero que practica el turismo rural.

En el apartado natural, la ya cita sierra de Irta brinda una de las mayores extensiones de costa no urbanizada de todo el litoral mediterráneo español, habiendo sido reconocida como Parque Natural. Y si este paraje nos sorprende al sur de la comarca, en el norte sobresale la Tenencia de Benifasar (Tinença de Benifassà, en valenciano).

Regresando a la costa, la comarca se encuentra a escasos kilómetros del Parque Natural del Delta del Ebro, un singular espacio marítimo de gran valor ecológico.

Todas estas muestras se completan con el encanto patrimonial de los pueblos de las montañas y con los servicios disponibles en los municipios costeros.

El complejo turístico en venta que nos ocupa se encuentra justo a caballo entre los dos ambientes que acabamos de describir.

Los escasos 10 km que lo separan de la costa son suficientes para sumergir a los huéspedes en la naturaleza, sin renunciar por ello al encanto del Mediterráneo. La casa rural cuenta con más de 2.200 m2 construidos, estando estructura a modo de complejo de apartamentos (hay once pisos de diferente capacidad), pudiendo alojar actualmente a hasta 45 personas.

Las instalaciones incluyen un acogedor restaurante situado en un antiguo molino de aceite.

Compártenos