La arquitectura de las Islas Baleares: Casas señoriales y fincas con estilo propio

Una amplia seleeción de propiedades en nuestro portal inmobiliario  

Como ocurre con casi todo en cualquier isla del planeta, el aislamiento y la distancia de otros núcleos terrestres hacen que la arquitectura de Palma de Mallorca y del resto de ciudades y pueblos de las Islas Baleares sea sensiblemente distinta a la de otros territorios del Estado.

Esto tiene que ver con muchas variables, que entran en juego a lo largo de los años y que hacen que, casi desde el origen, la arquitectura de Mallorca se base en unas líneas estéticas propias.

Estos elementos que inciden comienzan, obviamente, por el aislamiento histórico de las islas: esto tiene una repercusión directa, puesto que los profesionales de la construcción en Baleares apenas reciben influencia de la península y, por tanto, su lenguaje artístico y funcional va caminando solo, en la dirección que el propio territorio y sus gentes les demandan.

Esa orografía tan particular de las islas también afecta mucho a la arquitectura.

La cercanía continua al mar, así como lo abrupto del terreno montañoso de interior, tiene incidencia a la hora de diseñar los edificios.

Y, por último, el clima y los materiales. Las temperaturas benignas de la zona son el tercer gran elemento que interviene en la creación de este estilo propio. 

Además, los isleños solo tenían, originalmente, los materiales de construcción que daba la tierra. Y eso, se quisiera o no, ha sido determinante a la hora de crear, casi de una manera natural e inevitable, ese estilo propio.

Peculiaridades de la arquitectura de Islas Baleares

La arquitectura de Palma de Mallorca y de Baleares en general es más “limpia”, funcional y elemental que en otros territorios del país.

Aunque esto no quiere decir que no haya tesoros escondidos para quienes buscan una casa de lujo y desean adquirir propiedades de prestigio o villas históricas dentro de cualquiera de las islas.

La forma de construcción de Palma y las otras zonas de las islas del archipiélago recibe el nombre de estilo balear y tiene su origen en el pueblo fenicio.

Con diferencias notables entre las distintas islas y, dentro de ellas, entre sus regiones, se pueden establecer unos rasgos comunes.

Culto a la sencillez

El primer punto es que las casas y edificios de la comunidad autónoma responden a un gusto por la sencillez. 

Los materiales humildes, pero resistentes, se utilizan tradicionalmente para formar construcciones de plantas básicas, generalmente cúbicas, donde los arcos y los pequeños ventanales toman un papel protagonista.

La madera de algarrobo o de sabina conviven con la piedra de las canteras propias, que son el material preferido desde tiempos inmemoriales para levantar los muros de las viviendas de la zona.

Colores cálidos

Los exteriores de las viviendas de las Islas Baleares apuestan por los tonos claros y mediterráneos, con el blanco como principal tono en las fachadas, algún detalle en el intenso azul que está relacionado tradicionalmente con Grecia y algunos otros tonos, como el de la madera sin pintar o los colores arena.

Espacios abiertos

El último de los elementos fundamentales en la arquitectura de las islas es el de mirar a la naturaleza como parte vertebral del día a día de los habitantes.

Por ello, los patios están siempre presentes, con el objetivo de que parezca, en todo momento, que la vivienda está abierta al mar, a la montaña, al sol y a la brisa.

Qué tipo de edificios puedes encontrar en las islas

Con estas bases señaladas, a lo largo de todas las islas del archipiélago crecen distintas construcciones —desde las más humildes a las más lujosas— que habitualmente pasan a formar parte del catálogo de venta del portal Lançois Doval.

Arquitectura religiosa

El catolicismo llega a La Palma y al resto de núcleos urbanos en el siglo XV. En ese momento, comienzan a surgir conventos, iglesias y pequeños templos.

Hoy en día, muchos de ellos se han convertido en propiedades privadas que son adquiridas por particulares para transformarse en viviendas exclusivas en el que el patrimonio histórico se mezcla con el confort y el diseño.

Casas señoriales

Palacios, grandes fincas de campo de la alta aristocracia, casas señoriales en el centro de los núcleos urbanos... Las viviendas de la sociedad más pudiente del siglo XVI al XX son un grupo que interesa, y mucho, al inversor de viviendas de lujo.

Este tipo de construcciones llenas de historia y pasado tienen un gran interés para el público nacional y extranjero que busca una segunda vivienda de ensueño en las islas para pasar largas temporadas.

Basta mirar ejemplos como esta casa señorial en el centro de Capdepera, en Mallorca. Cuatro plantas y 3 dormitorios dobles hacen de este inmueble una excelente opción para quienes desean conocer la isla en familia.

Ciento sesenta mil metros cuadrados tiene la finca del palacio construido en La Palma en 1945, con excelentes vistas a la bahía, el Castillo de Bellver y la catedral de la ciudad. Este espectacular inmueble, con 22 habitaciones, es un espectáculo solo reservado para los clientes más exclusivos.

Casas populares

Las casas populares son las que siguen, de una manera más fiel, la estética arquitectónica balear. Un ejemplo es esta casa típica ibicenca, situada en mitad del campo y rodeada de montañas; ideal para quienes buscan la paz.

Amplios muros, pequeñas ventanas para evitar la pérdida de calor o fresco, dependiendo de la estación y, por supuesto, hasta 56 000 metros cuadrados de campo, dentro de la propiedad, para disfrutar de una vida agraria isleña.

Casas de indianos

A partir del siglo XIX, los descendientes de los ciudadanos que se habían marchado a las Américas comienzan a regresar a las Baleares, sobre todo de puntos como Cuba. Y con ellos traen la arquitectura indiana, de la que en ciudades como Palma de Mallorca hay bastantes vestigios, de gran interés para los inversores.

Como se puede comprobar, la arquitectura de Palma de Mallorca es rica, variada y, sobre todo, muy distinta a cualquier otro territorio de playa del planeta. Es una comunidad autónoma llena de tesoros para los que buscan propiedades singulares en las que vivir de una manera única y diferenciada del resto de personas del planeta.

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.