Casas singulares manchegas

Arquitectura de la casa típica manchega: casas con historia

Cada región de España cuenta con su propia arquitectura tradicional, siempre vinculada a la historia de la zona, el contexto socioeconómico y el tipo de actividad predominante.

Una de las comunidades con una variedad más grande de casas típicas es La Mancha, que además de sus famosos molinos de viento, cuenta con otro tipo de edificaciones igualmente sorprendentes y magníficas

Conoce las casas típicas de La Mancha

Al ser el latifundio el tipo de explotación agraria más común en la región, la casa típica manchega de hace siglos era casi el centro de producción donde se administraban las actividades y las propiedades de los grandes señores, los hidalgos o los caballeros. Estas eran las grandes casas solariegas y las casas de labranza, enormes edificios capaces de albergar a un gran número de personas y animales.

Por supuesto, las diferencias sociales también han quedado reflejadas en la arquitectura manchega, tal y como muestran los bombos, unas viviendas redondas y abovedadas de piedra donde se alojaban los jornaleros, los chozos de los pastores trashumantes, o las casas cueva.

La casa solariega

La casa típica manchega o casa solariega se caracteriza por contar con una zona destinada al trabajo y a los animales. 

Todo ello estaba dispuesto en torno a un gran patio interior, que en muchos casos estaba rodeado en el piso superior por una gran galería con columnas de madera.

Los patios manchegos de las casas solariegas se han convertido en uno de los elementos más representativos de la arquitectura de la zona. El piso inferior se solía destinar a las bodegas. La estancia más importante de la casa era la cocina, y contaba con una chimenea de campana que aportaba calidez a la vivienda.

Palacios manchegos

Los palacios manchegos eran las viviendas residenciales de los grandes señores, que se ubicaban generalmente en las calles más importantes de la ciudad o el pueblo. Hoy día son casas singulares, y algunas están clasificadas como Bien de Interés Cultural. Estos enormes edificios cuentan con fachadas de gran valor, imponentes patios interiores, y varias plantas de habitaciones.

Las casas típicas de los labradores

Las casas de los labradores más pobres de La Mancha se construían de madera de encina y de madroño y de ramas de jara. Después cubrían de teja y de escoba. Los más afortunados, podían disfrutar de una cabaña de adobe.

En el interior solo había una estancia, con una mesa, un banco de madera y un hogar para el fuego. Los bombos eran de piedra, y el interior era más amplio porque estaba pensado para cobijar también a los animales.

En la actualidad estas construcciones se consideran parte del patrimonio cultural de Castilla-La Mancha.

Las quinterías

Otra vivienda típica de La Mancha es la quintería, una construcción sencilla de forma rectangular y destinada a los agricultores. 

Las distancias entre los pueblos y las tierras de labranza eran muy largas, así que las quinterías se construían cerca de los cultivos para que los trabajadores pasasen allí la semana. La estructura era similar a la casa solariega, y era un lugar donde se podían estallar animales, dormir y cocinar.

Qué opciones puedes encontrar en Castilla-La Mancha: viviendas y otros espacios

Con una historia arquitectónica tan rica como la de Castilla-La Mancha, hoy día es posible encontrar un interesantísimo mercado inmobiliario en esta región. La provincia de Cuenca es una zona que albergó a notables familias de la nobleza que dejaron su huella a través de imponentes casas señoriales, algunas de las cuales se encuentran en la actualidad en venta.

Una de ellas se encuentra en la localidad de Almodóvar del Pinar, y está perfectamente conservada manteniendo su esencia original.

Tiene cuatro amplios salones, siete dormitorios y una parcela de dos mil metros cuadrados. Un inmueble perfecto para transformarse en un alojamiento rural de lujo.

En Castilla-La Mancha también se conservan algunas de las antiguas hospederías que tan bien describe Cervantes en El Quijote. Estos edificios en la actualidad se han reconvertido en hoteles rurales de gran ocupación, ubicados en zonas privilegiadas de gran atractivo turístico.

Otra provincia cargada de historia y espacios singulares es Guadalajara.

En la ciudad de Sigüenza, se encuentra a la venta el Castillo Guijosa, construido en el siglo XIV, con una superficie de 1054 m², grandes muros y varias torres con almenas. Está declarado Bien de Interés Cultural y se encuentra perfectamente rehabilitado para la creación de un hotel de lujo en un lugar de enorme valor arquitectónico e histórico.

En Ciudad Real también hay casas manchegas emblemáticas y con mucha historia a la venta para posibles proyectos turísticos. En Villanueva de los Infantes, podemos visitar una casa manchega solariega del siglo XIX que mantiene todo su encanto, con vigas vistas de madera y un fantástico patio rodeado de balcones. Tampoco pueden faltar varias chimeneas antiguas y una espléndida bodega abovedada. 

Todos los espacios están reformados para destinarse al turismo rural, y cuenta con 11 dormitorios con baño y un gran salón comedor.

Castilla-La Mancha no solo es una Comunidad con infinitos lugares de interés, es también una región con una arquitectura única a nuestro alcance.

Si buscas una casa típica manchega con encanto, no dudes en visitar nuestro portal.

 

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.