La singularidad de las posadas reales.

Alojarse en una posada real. Una experiencia única.

Hace algunos años, el Gobierno de Castilla y León aprobó la creación de un sello de calidad que reconociera a los mejores alojamientos rurales y/o emplazados sobre edificios de gran valor histórico.

Nacía así la red de Posadas Reales, de la que forma parte el singular palacio reconvertido en hotel con encanto que nos ocupa.

Situado en la pequeña localidad de Velayos, el edificio histórico en cuestión es una casa solariega del s. XVIII que es todavía conocida a nivel popular como Casa del Médico por los vecinos, pero cuyo nombre comercial actual es el de Hostería del Mudéjar.

La propiedad había sufrido cierto deterioro tras caer en desuso, pero en 2009 se iniciaron unos ambiciosos trabajos de restauración para configurar el hotel rural que existe a día de hoy.

 En julio de 2012, las cualidades del edificio y la calidad del servicio hostelero se tradujeron en su reconocimiento como Posada Real.

El municipio de Velayos, que cuenta con poco más de 200 habitantes, está enclavado en medio de una inmensa extensión de campos de cereales y algunos pinares aislados, formando parte de un típico paisaje castellano.

La localidad apenas dista de 23,5 km de las murallas de Ávila y 59 km de la ciudad de Segovia.

Paralelamente, la zona se encuentra muy cerca de las provincias de Salamanca y Valladolid (cuyas capitales quedan a menos de 100 km de distancia).

En cualquier caso, el itinerario más recomendable desde Velayos es el que atraviesa la comarca de la Moraña, jalonada por numerosos pueblos que albergan interesantes muestras del arte románico y mudéjar.

El edificio histórico que nos ocupa dispone de diez habitaciones muy completas (con suelo radiante y una generosa luz natural) y cuidadosamente decoradas.

 Entre el resto de estancias del hotel rural sobresalen la sala de estar (válida para realizar pequeñas reuniones) y el amplio comedor (el restaurante del hotel goza de cierto prestigio en la zona).

Esta singular propiedad, reconvertida hoy en una flamante Posada Real, da acceso a la plaza que precede a la Iglesia de San Isidro Labrador y a las principales calles del municipio.

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.