La decoración de una casa rural.

El Mid Century Modern, un estilo decorativo que triunfa en los alojamientos rurales.

Una de las principales recomendaciones que pueden hacerse a cualquier inversor que esté interesado en iniciar un negocio con la compra de una casa rural es la de escoger muy cuidadosamente la propiedad en la que va a desarrollar dicha actividad.

Esto tiene toda la lógica del mundo porque las características del inmueble van a condicionar tanto las tareas de rehabilitación como el encanto de la casa rural resultante.

Sin embargo, no conviene minusvalorar la importancia del diseño interior, que puede convertirse en la principal singularidad del alojamiento rural.

El Mid Century Modern es un estilo decorativo que nos transporta a la primera mitad del siglo XX y, más concretamente, a los años treinta, cuarenta y cincuenta.

Algunos diseñadores sostienen que esta corriente hunde sus raíces en el Modernismo pero lo cierto es que cuenta con tantos matices que resulta difícil rastrear plenamente sus orígenes.

En líneas generales, el Mid Century Modern es una apuesta por la sencillez ornamental, la funcionalidad de todas las estancias y la existencia de líneas bien definidas.

La idea central es transmitir una grata sensación de armonía y estabilidad a los huéspedes, elementos que no resultan en absoluto incompatibles con el resto de encantos de la casa rural, como pueden ser los techos y suelos de madera (la madera es el auténtico material fetiche en este estilo), el mobiliario rústico o los acabados en piedra desnuda.

Eso sí, el Mid Century Modern concede una gran importancia a la iluminación natural y prima los colores claros sobre los oscuros.

Los detalles organicistas y la ausencia de colores chillones son otras notas características del estilo.

Por todo ello, ¿cuándo resulta apropiado seguir los cánones del Mid Century Modern en un alojamiento rural?

Este modelo decorativo no es compatible con cualquier casa rural, ya que las que están ubicadas en antiguos palacios, conventos o cualquier otra propiedad histórica suelen contar con una decoración algo más "oscura" y con piezas de gran valor artístico pero que no respetan las pautas estilísticas de la corriente.

Lo más recomendable es implementar este esquema es alojamientos rurales de nueva construcción o, incluso, en pequeños hoteles urbanos con una óptima iluminación.

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.