Barrio de La Judería en Córdoba. Casas señoriales y palacios.

Sofisticado palacio en la Judería de Córdoba

La historia de Córdoba es una de las más ricas de todas las ciudades españolas, aspecto al que han contribuido decisivamente los diferentes pueblos que han caído bajo su embrujo.

 Aun no constituyendo una civilización propiamente dicha, la población judía cordobesa también ha jugado un papel clave en el devenir de la ciudad. La Judería y la presente casa señorial son buenos recordatorios.

Este barrio cordobés albergó, en efecto, a la población judía local desde el nacimiento del Califato homónimo en el 929 hasta la expulsión de los judíos de España a cargo de los Reyes Católicos en 1493, conservando hoy distintos vestigios de construcciones hebreas.

Más de cinco siglos de presencia que han llevado a distintos historiadores a bautizar a Córdoba como 'Ciudad de las Tres Culturas', en clara referencia a la supuesta convivencia pacífica entre musulmanes (mayoría), cristianos y judíos.

A efectos urbanísticos, la Judería constituye hoy día una de la zona más céntrica de la ciudad y allí se encuentra el palacio que nos ocupa.

La casa señorial participa, pues, del encanto de un barrio que, entre otras ilustres joyas arquitectónicas, alberga la archiconocida Mezquita-Catedral de Córdoba. Se trata de la principal referencia de la arquitectura religiosa islámica en España y uno de los monumentos más visitados del país.

No menos recomendable resulta la visita al antiguo Zoco, donde se recrea el ambiente de los siglos X y XI. Conviene señalar que todo el casco antiguo cordobés, y con él la Judería, ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Por lo que concierne al palacio, este es en realidad la suma de hasta tres casas solariegas moderna (del s. XVII) que pertenecieron a los condes de Zamora de Riofrío.

Sin embargo, la decoración exterior evoca, y de qué manera, los principales elementos formales de la arquitectura islámica, incluyendo los característicos arcos de herradura en la fachada principal. El complejo cuenta con cerca de 2.500 m2 construidos sobre una parcela de más de 2.000 m2, albergando espacios interiores tan destacados como patios porticados y jardines.

La propiedad cuenta con un proyecto para su conversión en un hotel con hasta 27 habitaciones.

Compártenos