Barcelona en el punto de mira de inversores extranjeros.

Por qué Catalunya es uno de los mercados inmobiliarios que más crecen en España

Cualquier persona que siga con cierto interés la actualidad del mercado inmobiliario español habrá apreciado que el nombre de Catalunya se cuela con gran frecuencia en los principales titulares.

No en vano, se trata de una de las comunidades autónomas que mejor comportamiento están teniendo en lo que a la inversión inmobiliaria se refiere. Y no solo en la ciudad de Barcelona.

Por supuesto, la Ciudad Condal es una de las grandes responsables de la positiva tendencia del mercado inmobiliario catalán. El informe de BBVA Research correspondiente al ejercicio 2016 constata que la inversión en activos inmobiliarios de Catalunya se disparó un 23% el pasado año.

La cifra resulta particularmente ilustrativa si tenemos en cuenta que la inversión inmobiliaria en el conjunto del Estado arrojó un dato medio del 13,9%. Si observamos el desglose de los datos por provincias, Barcelona vuelve a destacar con una mejoría interanual 25,3% aunque conviene mencionar también el buen dato de Lleida (21,7%).

Los motivos del interés inversor son numerosos. En primer lugar, Barcelona ha ganado un gran protagonismo como destino de la inversión empresarial, valorando las óptimas condiciones que ofrece la ciudad para la instalación de oficinas y centros de negocios.

Paralelamente, la capital catalana es un destino preferente para la inversión en bienes residenciales, tanto en puntos del centro urbano como zonas más alejadas en el área metropolitana.

 A todo lo anterior cabe añadir que el incremento de los alquileres medios ha convertido al arrendamiento de viviendas y propiedades en un negocio cada vez más rentable.

Al margen de la gran ciudad, Catalunya cuenta con otros alicientes para la llevada de inversiones, protagonizadas, por cierto, tanto por usuarios particulares como por fondos internacionales de reconocido prestigio.

El litoral gerundense, la célebre Costa Brava, ha visto cómo la facturación del sector se expandió casi un 17% en 2016. Tan positivo dato evidencia, sin embargo, que esta provincia aún tiene por delante un generoso potencial de crecimiento. Cabe destacar que se trata de un destino en el que se favorece la exclusividad sobre la cantidad, de ahí que el número de operaciones sean menores, pero mucho más selectas.

Un último aspecto sobre el que queremos detener nuestra lupa es el de la construcción de nuevos edificios. La inversión en solares y propiedades en desuso para su posterior demolición o reforma integral crece en Catalunya a un ritmo mayor incluso que las compras de activos convencionales.

Por ejemplo, los visados de construcción expedidos en esta comunidad aumentaron casi un 40%, esto es, once puntos por encima de la media española. En definitiva, el mercado inmobiliario catalán exhibe músculo por la abundancia y heterogeneidad de las opciones disponibles para invertir. Una interesante oferta que seduce, especialmente, a los inversores extranjeros.


Actualmente Lançois Doval dispone de demandas de grupos de inversión internacionales, interesados en la Ciudad Condal y su área de influencia.

Más información en el siguiente enlace.


 

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.