Un palacio en Rubielos De Mora. Vivir en un pedazo de historia.

Hace algunos años, en pleno auge del turismo rural, la provincia de Teruel se descolgó con un eslogan que, desde luego, no puede decirse que haya pasado desapercibido. Bajo el lema de 'Teruel también existe', una intensa campaña institucional se encargó de promocionar las bondades turolenses. Desde luego, el presente palacio en venta bien podría haber formado parte de ella.

Situado en la apacible localidad de Rubielos de Mora, el palacio se desmarca de otras casas señoriales y del resto de palacios en venta en la provincia gracias a su extraordinario estado de conservación. No es solo que la estructura de la casa no haya sufrido ningún daño en cuatrocientos años, sino que cada rincón de la propiedad es un pequeño pedazo del s. XVI. Una época que marcó un antes y un después en la historia de Aragón en general y de Teruel en particular porque en ella se vivió el declive del sistema foral y de la independencia del Reino de Aragón.

El matrimonio de los Reyes Católicos ya anunciaba un fortalecimiento del poder central que, en este caso, se trasladaba claramente a la meseta peninsular. A pesar de que Fernando el Católico no permitió que la unión dinástica se llevara por delante los fueros y las tradiciones de la Corona de Aragón, la llegada al poder de Carlos I y, muy especialmente, de Felipe II, confirmaron que el proceso centralizador era ya imparable. Las mancomunidades de Teruel y Albarracín se mostraron bastante beligerantes contra las tentativas reales de acabar con su estatus de tierras de realengo, circunstancia que propició una breve intervención militar en la zona.

Al margen de todos estos episodios, la casa señorial en venta que nos ocupa cuenta con un atractivo innegable fruto de su peculiar fisionomía. Lejos de estar sujeta a una moda arquitectónica concreta, la propiedad juega con estilos muy diversos dejándonos elementos como arcos de medio punto, vigas de madera, balcones enrejados, algunos arcos ligeramente ojivales e incluso detalles de clara inspiración morisca.

En la fachada principal vemos un gran escudo nobiliario labrado en piedra así como una inscripción que nos habla de la vida del obispo Joaquín Sánchez Cutanda, pues este palacio fue su residencia, en la que se estableció la Junta Superior de Aragón y parte de la de Castilla.

 Al igual que en todos los palacios en venta que no han caído en desuso, el comprador, tanto para usos particulares como hoteleros, se va a encontrar con 1.359 metros cuadrados completamente listos para un uso inmediato.

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.