Propiedades singulares y palacios en Huesca.

Un tesoro patrimonial en una población muy señorial.

El turismo de la provincia de Huesca se asocia generalmente con los Pirineos y los deportes de montaña.

Sin embargo, las poblaciones de esta histórica región cuentan con numerosos alicientes para los visitantes, incluyendo tanto una contundente cocina local como auténticos tesoros patrimoniales.

La presente casa señorial es un ejemplo excepcional de ello.

Ubicada en la pequeña población de Fonz, la casa palacio que nos ocupa se remonta al s. XVI y corona la coqueta Plaza Mayor de una localidad señorial donde las haya.

Fonz fue incorporada a la recientemente creada Corona de Aragón en 1144, siendo inmediatamente fortificada (de ahí provienen las puertas medievales que subsisten en la actualidad).

Paralelamente, la localidad cuenta con numerosos edificios emblemáticos, caso de la Casa de Gómez Alba, la Iglesia de la Asunción o la célebre fuente monumental de Fonz.

La trama urbana actual respeta la fisionomía medieval en la mayor parte del municipio, fruto del escaso aumento demográfico experimentado en los siglos siguientes a su conquista.

El s. XVI asistió, de hecho, al momento de mayor esplendor de la villa de Fonz. Las actividades agrícolas y manufactureras desarrolladas en la localidad se tradujeron en una notable prosperidad económica.

Posiblemente, fenómenos como la revuelta de las Comunidades en Castilla o las Germanías en Valencia y Mallorca permitieron que los productos locales se enfrentaran a una menor competencia por parte de los productores de esas regiones.

Paralelamente, algunas de las más altas autoridades eclesiásticas de Aragón y Cataluña escogieron la villa oscense para instalar sus residencias veraniegas, ejemplo seguido por otros nobles.

No sorprende, por tanto, que durante este siglo se levantaran diferentes edificios singulares, entre los que destaca esta casa señorial.

La casa palacio, de estilo renacentista, forma parte de un conjunto arquitectónico que fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1976, siendo poco común encontrar construcciones de esta factura en la provincia de Huesca.

Sin duda, el elemento más relevante de la casa señorial es su fachada, levantada casi un siglo más tarde que el resto de la propiedad siguiendo el estilo plateresco (una peculiar combinación entre elementos góticos y renacentistas). Gran parte del recinto fue restaurado entre 2003 y 2005.

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.