Los centros ecuestres, otra forma de explotar el turismo rural.

La acepción más popular del turismo rural es la de pasar varias jornadas en un alojamiento rústico ubicado en alguna sierra especialmente bella y alejada de núcleos urbanos importantes.

No obstante, ello no implica que sea la única forma de practicar el turismo de interior y los centros ecuestres nos ofrecen una sólida alternativa.

La hípica ha sido vista tradicionalmente como una actividad un tanto elitista y, desde luego, no apta para todos los bolsillos.

Es común asociarla con ambientes exclusivos y casas de campo pero tal visión ya no puede sostenerse en la actualidad, en tanto los centros ecuestres brindan opciones para públicos cada vez más amplios

El inversor ha de considerar que estos centros se ubican muchas veces en antiguas granjas con establos en las que las obras de adecuación necesarias son mínimas. Se beneficia también de las atractivas ofertas existentes en el mercado y que incluso le permiten adquirir complejos que no se dedicaban expresamente a la hípica pero que pueden reformarse de manera económica.

Adentrarse en este terreno en la actualidad implica subirse a una creciente ola turística caracterizada por la ampliación de los horizontes del turismo rural. La antigua concepción pasiva de este turismo está dando paso a experiencias mucho más participativas.

Nuestra variada geografía goza, efectivamente, de marcos excepcionales para el desarrollo de estas actividades. La abundancia de terrenos disponibles posibilita crear complejos tan grandes como el inversor considere, así como de ir ampliando las dimensiones del centro ecuestre a medida que este vaya recabando más visitantes.

Y es que, la hípica no se reduce a enseñar cómo montar a caballo o a preparar a jóvenes para la competición. Es otra forma de difundir la tradición ganadera española, ofreciendo visitas guiadas por las instalaciones e introduciendo a visitantes de todas las edades en el fascinante mundo del caballo.

Ver centros ecuestres en venta:

Compártenos


  • Lançois Doval es una empresa especializada en la comunicación de venta o alquiler de propiedades de prestigio, empresas y activos inmobiliarios, con más de 25 años de experiencia en el sector.
  • Nuestra amplia cartera incluye, chalets y villas, propiedades de prestigio o históricas, castillos, palacios, casas y pisos señoriales, fincas rústicas, de caza o recreo, masías, cortijos, pazos, haciendas, casas rurales, hoteles con encanto y en definitiva cualquier tipología de propiedad poseedora de un valor añadido para el comprador.
  • Asimismo, disponemos de una división especializada en la comunicación enfocada a la venta de empresas y negocios, edificios y naves industriales, edificios, hoteles, geriátricos, suelo residencial, industrial, logístico, comercial y terciario, activos inmobiliarios en rentabilidad, etc.
  • Nuestra amplia experiencia en la gestión de bases de datos y comunicación empresarial, hacen también de nuestros servicios una herramienta eficaz en caso de expansión territorial de su empresa, búsqueda de nuevos mercados, etc.