La inversión Inmobiliaria en la Costa del Sol.

La Costa del Sol, el destino más exclusivo para la inversión inmobiliaria en el Mediterráneo

Los inversores extranjeros valoran especialmente la fama o el prestigio de un mercado inmobiliario a la hora de apostar por sus activos.

Consecuentemente, existen ciertas zonas geográficas que tienden a concentrar la mayor parte de las inversiones, como la Costa del Sol. Esta célebre marca turística se consolida como uno de los destinos preferentes.

De acuerdo con los datos publicados por la Sociedad de Tasación, las promociones inmobiliarias en la Costa del Sol se han disparado en el último año. En comparación con el resto de grandes marcas turísticas mediterráneas (Costa Brava, Costa Dorada, Costa Blanca...), las viviendas nuevas en el litoral malagueño multiplican por diez las existentes en cualquier otro punto.

Ello significa que en torno al 40% de la oferta inmobiliaria a estrenar en el Mediterráneo se encuentra repartida entre los distintos municipios que forman la Costa del Sol. Buena parte de las promociones están especialmente orientadas al mercado internacional.

El siguiente factor diferencial que juega en favor de la Costa del Sol son los precios. Nuevamente, los activos de la región presentan una cotización muy superior a la de las propiedades análogas en el resto del Mediterráneo español. La Sociedad de Tasación ha comprobado que el precio medio de la vivienda nueva en la costa de Málaga supera ligeramente los 350.000 euros.

 Se trata de una cifra considerablemente más elevada que la que esta misma institución muestra para la Costa Dorada (150.000 euros), la Costa Blanca (190.000 euros) o la Costa Brava (200.000 euros). De hecho, la media de todas las marcas turísticas mediterráneas (incluyendo la Costa del Sol) es de 210.000 euros.

Otro punto a favor de las promociones en Málaga es el tamaño medio de los inmuebles. Los compradores más exigentes buscan apartamentos cerca del mar con todas las comodidades existentes.

Este mercado internacional se encuentra con activos inmobiliarios nuevos con unas dimensiones medias de 145 metros cuadrados. Una vez más, se trata de la cifra más alta del contexto mediterráneo, cuyo dato medio es de 110 metros cuadrados.

 Apenas el 4% de las propiedades disponibles para los inversores extranjeros en las playas malagueñas cuentan con menos de 70 m2.

Compártenos