La alta rentabilidad de los centros geriátricos atrae a los fondos de inversión.

Solares y edificios dotacionales en el punto de mira de los inversores.

De acuerdo con los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los países que quieran asegurar una asistencia de calidad a las personas de edad avanzada deben contar con un ratio de camas en residencias por cada ciudadano mayor de 65 años igual o superior al 5%.

A pesar del repunte de la inversión en edificios dotacionales en los últimos años, España todavía no llega a esa cifra, lo cual demuestra que todavía hay mucho margen de crecimiento.

El Observatorio Sectorial de DBK correspondiente al ejercicio 2018 constató que la inversión en nuevas residencias había crecido un 12% a lo largo de la década anterior hasta superar los 4.500 millones de euros.

Tan notable cifra se explica por la acción de fondos de inversión nacionales e internacionales que ven en el suelo dotacional español una atractiva oportunidad de negocio.

Paralelamente, se aprecia una creciente tendencia a la concentración empresarial en el sector, hasta el punto de que casi el 25% de las plazas disponibles en centros geriátricos están en manos de cinco grandes compañías.

Esta última estadística puede resultar un tanto engañosa si examinamos la situación del sector.

Efectivamente, las grandes corporaciones presentan una cuota de mercado elevada pero dista de ser hegemónica, especialmente fuera de las principales áreas metropolitanas de España. Estas firmas están presentes, sobre todo, en las residencias geriátricas de mayor tamaño, las que cuentan con más de cien camas.

Buena parte de los inversores agrupados en torno a esos fondos no tienen un interés especial en el sector de las residencias, sino que han entrado en el mismo animados por rentabilidades cercanas al 10%.

La mayoría de geriátricos, sin embargo, quedan fuera del control de los grandes fondos, al tiempo que funcionan de manera autónoma sin que ello repercuta en una menor rentabilidad de la inversión. Este es el principal reclamo para los inversores particulares que sopesan la posibilidad de adquirir suelo dotacional para abrir un negocio de atención a la tercera edad.

Invertir en propiedades históricas o de considerables dimensiones y convertirlas en edificios dotacionales es una opción en auge y que, a tenor de las tendencias demográficas españolas, se encuentra todavía lejos de su techo.

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.