Hoteles en la costa y su decoración.

Alojamientos turísticos con encanto en venta.

La decoración náutica, el ambiente más atractivo en los hoteles del litoral

Los ambientes marineros gozan de una abundante legión de seguidores al transmitir una grata sensación de frescura y serenidad.

Y es que, tanto el blanco como el azul, los colores fetiche en cualquier esquema decorativo inspirado en el mar, tienen una serie de beneficiosos efectos en los huéspedes, sobre todo de cara al descanso.

Hoy nos detenemos en las particularidades de la decoración náutica, una de las apuestas más recomendables en cualquier hotel con encanto próximo al mar.

Evidentemente, no es necesario que el alojamiento turístico se encuentre en primera línea de playa para poder imprimirle ese toque marinero que tan grato resulta a cualquier usuario.

Lo esencial es que el establecimiento hotelero disfrute de una buena iluminación natural, dado que tanto los colores como las formas más representativas de este estilo solamente lucen en todo su esplendor en contacto con los rayos de sol.

La otra pauta básica, como en cualquier otro patrón decorativo, es no caer en la saturación de elementos (poner un ancla de gran tamaño en cada habitación puede no ser tan buena idea).

En los elementos estructurales, el blanco gana protagonismo frente al azul.

Así, las paredes impolutamente blancas son las preferidas por los grandes decoradores, dado que los tonos azulados pueden "empequeñecer" las estancias, especialmente si estos son oscuros.

Este color queda reservado para algunos de los acabados y de los elementos auxiliares, por ejemplo, las sábanas, el tapizado de sillas y sillones, o incluso algunos muebles de pequeño tamaño.

En los suelos y en algunos techos sobresalen las propuestas en madera clara, un guiño a la arena de las playas.

Sobre los accesorios y elementos puramente decorativos, ningún ambiente marinero que se precie puede prescindir de un par de remos colgados en la pared a modo de escudo de armas, estrellas de mar cuidadosamente depositadas en puntos concretos de las habitaciones y algún guiño a las actividades más tradicionales de la zona (redes de pescar, tablas de surf...).

Recordemos, como apunte final, que el hotel con encanto no es un museo marinero, lo que significa que los elementos inspirados en el mar tienen como función hacer más agradable cualquier estancia y no están ahí para ser observados minuciosamente.

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.