Galicia. Una casa rural en venta con historia.

La herencia medieval que siempre fascina en la Mariña Lucense.

La Edad Media duró cerca de mil años pero pocas edades históricas gozan de tanta popularidad en la actualidad.

El abundante legado patrimonial que el Medievo dejó en España y su persistencia en forma de costumbres o tradiciones en muchos municipios, explican en parte semejante fascinación.

La propiedad singular en venta que nos ocupa es una antigua torre medieval sita en la provincia de Lugo y que se encuentra envidiablemente bien conservada.

Los diferentes trabajos de datación que se han realizado en el recinto, incluyendo la exigente prueba del carbono 14 en parte de la estructura de la vivienda (las vigas de madera), confirman que la base de la propiedad corresponde al periodo comprendido entre 1290 y 1410.

Esta periodización convierte a la torre medieval en una excelente muestra de la arquitectura militar de la Baja Edad Media. Se trata de una época un tanto convulsa en la historia de la actual comunidad autónoma de Galicia.

Tras la unión definitiva entre Castilla y León a comienzos del s. XIII, Galicia empieza a perder protagonismo dentro de este potente reino peninsular.

Parte de la cultura del noroeste español quedó apartada de los centros de poder en el contexto de un proceso de centralización administrativa y jurídica.

En la segunda mitad del s. XIV, parte de la nobleza gallega desafió a Enrique I de Castilla, vencedor de una pequeña guerra civil. Estos grupos privilegiados buscan la alianza con el rey de Portugal, lo que se traduce en algunos enfrentamientos en tierras gallegas. Es posible que la propiedad en cuestión, habida cuenta de su antigüedad y de su vocación defensiva, se viera condicionada por estos episodios.

La propiedad singular presenta una sólida estructura a base de piedra y granito entre otros materiales nobles.

Basta con echar un vistazo al exterior de la torre para comprobar los buenos resultados de los diferentes trabajos de mantenimiento y/o rehabilitación.

El recinto se levanta sobre una parcela de 2.000 m2 en la localidad de Foz y se divide en un edificio principal de casi 350 m2 y varias construcciones secundarias que superan ligeramente los 60 m2.

En el interior del inmueble destacan las espaciosas estancias comunes.

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa