Fincas agrícolas en la meseta sur, la situación del sector.

A comienzos del s. XX, España podía considerarse un país agrario, en tanto cerca del 50% de su PIB procedía directamente de las actividades agrícolas.

Esta fotografía ha cambiado drásticamente y en la actualidad estas tareas se concentran en regiones concretas. Tal es el caso de la producción cerealista de las fincas de la meseta sur.

Lo primero que hay que entender es por qué la producción de cereales ha sido históricamente tan relevante en esta zona.

A diferencia de la meseta norte, la meseta sur es una región bastante árida y con predominio de suelos arcillosos. Ello ha propiciado que todas las civilizaciones que han pasado por la zona desde la Revolución Neolítica se hayan decantado por el cultivo de cereales, sobre todo de trigo y cebada. Las condiciones ambientales son muy idóneas y la baja densidad de población permite optar por cultivos extensivos y poco agresivos, además de servirse de la técnica del barbecho.

En los últimos años se está produciendo una ligera modificación en las proporciones de los cultivos.

Así, el trigo está cediendo protagonismo a la cebada por priorizarse la plantación de productos para fines distintos al consumo humano. Tomando como referencia los datos publicados por la Junta de Castilla-La Mancha, en 2015 se produjeron 558.400 toneladas de trigo y 1,56 millones de toneladas de cebada.

Estas cifras ponen de manifiesto la preponderancia del segundo cereal a pesar de que su producción se haya resentido respecto a 2014 (cuando se produjeron 1,87 millones de toneladas).

Estos datos oficiales también comprenden otros tres tipos de cereales cultivados en la región, aunque sin el tamaño de los dos principales.

El cultivo de avena ha pasado de 182.000 toneladas a 236.000 en los dos últimos años, constando la pujanza de un cereal con claras aplicaciones dietéticas. El maíz presenta todavía mejores datos, unas 342.000 toneladas, pero su tendencia en cambio es claramente descendente (cae un 25% respecto a 2014). El otro cereal en liza es el centeno, cuya producción -unas 20.000 toneladas- resulta poco significativa al menos en las fincas agrícolas castellano-manchegas.

En definitiva, un sector diversificado y profundamente asentado en la zona.

Ver nuestra cartera de fincas en Castilla la Mancha:

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa


  • Lançois Doval es una empresa especializada en la comunicación de venta o alquiler de propiedades de prestigio, empresas y activos inmobiliarios, con más de 25 años de experiencia en el sector.
  • Nuestra amplia cartera incluye, chalets y villas, propiedades de prestigio o históricas, castillos, palacios, casas y pisos señoriales, fincas rústicas, de caza o recreo, masías, cortijos, pazos, haciendas, casas rurales, hoteles con encanto y en definitiva cualquier tipología de propiedad poseedora de un valor añadido para el comprador.
  • Asimismo, disponemos de una división especializada en la comunicación enfocada a la venta de empresas y negocios, edificios y naves industriales, edificios, hoteles, geriátricos, suelo residencial, industrial, logístico, comercial y terciario, activos inmobiliarios en rentabilidad, etc.
  • Nuestra amplia experiencia en la gestión de bases de datos y comunicación empresarial, hacen también de nuestros servicios una herramienta eficaz en caso de expansión territorial de su empresa, búsqueda de nuevos mercados, etc.