Conventos y monasterios en venta.

Monasterios cistercienses, del ascetismo al turismo rural.

Una de las conclusiones más interesantes que dejó la temporada turística veraniega en 2018 es que, mientras que el número de pernoctaciones totales bajaba un 1,3% en comparación con el año anterior, la ocupación en los alojamientos rurales repuntaba un 2,3%.

La búsqueda de mayores niveles de tranquilidad y desconexión gana enteros entre los viajeros y los monasterios cistercienses son uno de los espacios más recomendables para ello.

La orden del Císter fue el primer gran movimiento monástico internacional que logró establecer unas normas de organización y conducta en una parte significativa de la Europa cristiana.

Estamos a finales del s. XI, en Francia, cuando comienza a gestarse una amplia corriente de pensamiento dentro de la Iglesia que demanda nuevas y más efectivas formas de alcanzar la perfección espiritual.

Es el resurgir de las órdenes monásticas, que se debatirán entre el seguimiento de la tradición y la renovación más o menos profunda de sus hábitos y planteamientos.

El primer monasterio de la orden no destacaría hoy en día como un edificio histórico especialmente vistoso. Se trataba de una iglesia de madera totalmente apartada de la civilización.

De hecho, la creación de monasterios en entornos naturales particularmente hostiles fue una constante de la orden, dando lugar a un patrimonio singular que aún se observa en algunas zonas de Francia y España, principalmente.

Bernardo de Claraval se convirtió en el gran referente de la orden en el s. XII con su mensaje de austeridad, búsqueda de la soledad y meditación continua. Curiosamente, este mensaje tan rigorista sería el que propiciaría la gran expansión de la orden, que alcanzaría a buena parte de Europa.

El salto a España estuvo condicionado por el contexto de guerra más o menos permanente entre los reinos cristianos del norte y el menguante territorio bajo control musulmán.

El levantamiento de monasterios y la integración de otros ya existentes en la orden fue una constante en el norte peninsular.

 En la actualidad, el patrimonio singular procedente de esta orden en nuestro país incluye muestras bien conservadas, sobre todo, en La Rioja, País Vasco, Castilla y León y Aragón. Un edificio histórico representativo sería el Monasterio de Piedra de Nuévalos (Zaragoza).

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.