Casas rurales en venta y su rehabilitación.

Comodidad y tradición: pautas a tener en cuenta para rehabilitar una casa rural conservando su encanto.  

Invertir en una casa de pueblo o en una propiedad de gran tamaño en algún punto del interior con el propósito de iniciar un negocio relacionado con el turismo rural es una opción que ha seducido a muchos compradores en los últimos años. La mayoría de las veces, las propiedades en venta se encuentran en perfecto estado pero necesitan una pequeña rehabilitación para adaptarlas a su nuevo uso.

Veamos qué pautas conviene respetar para que la casa rural en venta resulte más atractiva.

El requisito básico para una buena rehabilitación es que esta no altere significativamente la imagen original de la propiedad y conserve igualmente sus elementos arquitectónicos más característicos.

Esta prevención tiene un doble interés para el propietario.

Por un lado, los viajeros suelen preferir las casas rurales que estén perfectamente integradas en el entorno o que les ofrezcan una aproximación muy exacta al modus vivendi tradicional de la zona. Por otro, muchas Administraciones Públicas condicionan el acceso a ayudas económicas o el propio sello de calidad como alojamiento rural a la conservación de la estructura del edificio.

Respetando el principio anterior, las obras de rehabilitación deben conferir a la casa rural una distribución lógica de las estancias interiores. En este sentido, el número de habitaciones y su tamaño debe asegurar la comodidad de los usuarios (lo mínimo que se espera de una casa rural es que sea espaciosa) y la rentabilidad del negocio.

Un alojamiento rural que no disponga de muchos dormitorios se verá obligado a fijar unas tarifas elevadas, lo que a su vez podría restarle competitividad.

Por lo que respecta a la decoración y al diseño de interiores, algunos propietarios tienden a confundir lo antiguo con lo pintoresco y, consecuentemente, con lo que los viajeros esperan encontrar en un establecimiento de estas características.

La realidad es que los huéspedes de un alojamiento rural buscan espacios acogedores en donde la tradición y la comodidad se den la mano en perfecta simbiosis. La piedra de las paredes puede ser grata estéticamente pero, además de ello, debe ser un buen aislante.

 Mucho cuidado también con la cuestión de la iluminación natural.

Si la propiedad no dispone apenas de ventanas, conviene habilitarlas. Ya decidirán los clientes si desean abrirlas o cerrarlas.

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.