Casas rurales en venta en castilla León.

A la serena vera del Tormes

La provincia de Salamanca cuenta con una riqueza paisajística que, bien por falta de publicidad, bien por sus casi incontables tesoros patrimoniales, sorprende siempre a quienes se adentran en la misma.

La presente casa rural en venta es un buen exponente de esta realidad, armoniosamente levantada sobre la antigua Fábrica de Harinas, frente al río Tormes.

Localizada dentro del término municipal de Valverdón y, más concretamente, en el pequeño núcleo habitado de Zorita de Tormes, a escasos 12 km de la imponente ciudad de Salamanca.

Cabe destacar que la propiedad singular es conocida popularmente como la Mansión de los Alimógenes, familia noble de gran arraigo en la provincia salmantina y el noreste de Portugal.

Los orígenes del edificio no han sido plenamente clarificados, pero se da por sentado que se remontan a una alquería árabe, adquiriendo una mayor notoriedad a partir del s. XV, cuando acogió a dominicos e incluso al mismísimo Cristóbal Colón.

La casa principal fue erigida en 1860, cuando el recinto era ya utilizado como fábrica.

Las posibilidades para los viajeros que se alojen en esta propiedad singular son numerosas y muy variadas.

En primer lugar, el marco natural es el principal aliciente que hoy día acompaña al Hotel Hacienda Zorita, el negocio que actualmente explota las otrora instalaciones fabriles.

Por supuesto, la propia ciudad de Salamanca es otra buena razón para alojarse en esta casona. La capital provincial, cuya ciudad vieja está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es un auténtico paraíso para los amantes del turismo cultural o patrimonial, al tiempo que cuenta con una oferta gastronómica de gran calidad.

La casa en venta que nos ocupa se sitúa sobre una parcela privada de más de 1.500 metros cuadrados, al tiempo que los edificios dedicados al alojamiento superan los 350 metros cuadrados.

Paralelamente, el recinto dispone de un amplio aparcamiento/garaje, así como otros edificios secundarios (como un horno de pan tradicional en perfecto funcionamiento).

Otro de los secretos de esta acogedora casa se encuentra en su salón-comedor, en cuyas paredes podemos contemplar unos frescos atribuidos a los pinceles del pintor barroco Francisco de Zurbarán.

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa