Características y variedad faunística de las dehesas extremeñas.

Las dehesas son espacios naturales fuertemente influidos por la acción humana. No obstante, el concurso de los propietarios no ha repercutido en deforestaciones ni en la caza indiscriminada, lo que ha permitido que no pocas especies tengan en estos pequeños bosques sus mejores reservas. Ni qué decir tiene que Extremadura es la gran abanderada de España en este ámbito.

Las fincas extremeñas están condicionadas por veranos cálidos y secos y inviernos relativamente fríos con una gran disparidad de precipitaciones a lo largo del año. Ello tiende a generar suelos con pocos nutrientes y ligeramente áridos, obligando a las personas a compensar por sus propios medios las flaquezas del entorno. En cualquier caso, las especies florales que se han cultivado a lo largo de la historia han respetado siempre las variedades autóctonas y características de los bosques mediterráneos. No en vano, las encinas, los robles y los nogales son los árboles más representativos de estos espacios.

Dado que Extremadura posee una amplia tradición ganadera, algún lector podrá pensar que quizá sería más interesante para los ganaderos aumentar los pastizales y pastos en detrimento de los bosques. La realidad es que estos árboles contribuyen a aumentar la débil riqueza del suelo, protegiéndolo contra la erosión. Paralelamente, las grandes copas de los árboles sirven como refugio tanto para los animales como para el propio suelo en las épocas más calurosas. Por último, las encinas producen una ingente cantidad de bellotas, ricas en proteínas y azúcares y alimento por excelencia de los mejores ganados (especialmente las piaras).

Las dehesas se han convertido por tanto en una parte esencial de la economía del suroeste peninsular. Los pastores y ganaderos son plenamente conscientes de las peculiaridades de estas fincas, por lo que se preocupan de tener siempre algún rebaño pastando por las mismas aunque sin caer en la saturación. Algunos de estos espacios han optado por optimizar la vertiente cinegética de esta explotación. Ello implica una mayor cantidad de árboles de los que extraer leña o corcho. La caza es otra actividad relacionada con estas fincas aunque se mueve en niveles más marginales, no así la recolección de setas.

Una amplia muestra de este tipo de propiedades la encontramos en el catálogo de Lançois Doval, consultora especializada que dispone de propiedades de prestigio en toda la geografía española.

 

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa


  • Lançois Doval es una empresa especializada en la comunicación de venta o alquiler de propiedades de prestigio, empresas y activos inmobiliarios, con más de 25 años de experiencia en el sector.
  • Nuestra amplia cartera incluye, chalets y villas, propiedades de prestigio o históricas, castillos, palacios, casas y pisos señoriales, fincas rústicas, de caza o recreo, masías, cortijos, pazos, haciendas, casas rurales, hoteles con encanto y en definitiva cualquier tipología de propiedad poseedora de un valor añadido para el comprador.
  • Asimismo, disponemos de una división especializada en la comunicación enfocada a la venta de empresas y negocios, edificios y naves industriales, edificios, hoteles, geriátricos, suelo residencial, industrial, logístico, comercial y terciario, activos inmobiliarios en rentabilidad, etc.
  • Nuestra amplia experiencia en la gestión de bases de datos y comunicación empresarial, hacen también de nuestros servicios una herramienta eficaz en caso de expansión territorial de su empresa, búsqueda de nuevos mercados, etc.