Venta instalaciones hípicas.

La hípica en los Montes de Toledo

La hípica es una noble disciplina que goza de un fuerte arraigo en nuestro país, con especial importancia en las regiones del centro y sur de la Península Ibérica. Los Montes de Toledo, por ejemplo, acogen una interesante finca ecuestre en venta que abre las puertas a explotar un negocio hípico con múltiples posibilidades.

En realidad, el mundo ecuestre presenta dos grandes acepciones que, aunque comúnmente se utilizan como sinónimos, ni significan lo mismo ni tienen por qué ir necesariamente unidas. Por un lado, encontramos la hípica propiamente dicha, en la que se incluye tanto la práctica de la equitación como la competición deportiva.

Por otro, la doma es el arte de adiestrar a los equinos para que aprendan a tolerar la presencia del jinete y posibiliten la equitación. Una de las particularidades de la propiedad que nos ocupa es que contempla ambas expresiones con instalaciones específicas.

La hípica goza de una fuerte implantación en la provincia de Toledo, no solo en los alrededores de la capital sino también en la sierra, como se aprecia en los Montes de Toledo. En los últimos años, los centros ecuestres han acometido un interesante proceso de reconversión para, sin renunciar a su esencia tradicional, dar respuesta a las demandas de los cada vez más numerosos usuarios ocasionales.

Las clases de equitación y doma o los paseos recreativos por superficies naturales se han convertido en un recurso muy rentable para estos negocios. Otra baza que explotan a la perfección es la relativa cercanía respecto a Madrid, que permite ofrecer esta experiencia turística a quienes llegan a la capital española.

La finca ecuestre en cuestión está emplazada sobre una superficie de cuatro hectáreas, contando con algo más de 6.000 m2 construidos y repartidos entre diferentes instalaciones. Situada en el pequeño municipio de Cuerva, la finca es una de las puertas de entrada a los Montes de Toledo, lo que permite disfrutar de un imponente paisaje en cualquier punto del recinto.

Entre las construcciones disponibles destaca un gran albergue con 150 plazas, un gigantesco comedor para 200 personas, un pequeño complejo de oficinas y múltiples pistas de equitación (y alguna polideportiva).

Compártenos