Masías y fincas en Girona. Un proyecto de vida

Casas rústicas en las comarcas interiores de Girona, y sus posibilidades turísticas. 

Acometer la tarea de caracterizar toda una provincia en pocos párrafos puede derivar en generalizaciones que no hacen justicia a la riqueza natural, cultural y social que se vive en esa región.

Es por ello que las bondades del interior de Girona y sus celebradas masías merecen ser analizadas de manera separada en función de cada comarca.

En realidad, la provincia gerundense cuenta con nueve comarcas, de las cuales las netamente interiores serían el Ripollés, La Garrocha, L'Estany, la Baja Cerdaña y el Gironés, tomando como criterio la falta de un acceso directo al mar.

 Con todo, conviene tener presente que todas las comarcas de Girona cuentan con ambientes rurales o de montaña más o menos pronunciados, fruto de esa marcada dualidad entre el mar y la sierra que caracteriza a la Costa Brava.

La comarca del Ripollés es una de las más montañosas y de las que encierran más tesoros artísticos, estando considerado uno de los ámbitos de difusión del románico por antonomasia.

La Garrocha, en cambio, ofrece uno de los paisajes más peculiares de toda Catalunya, sobre todo en las fincas más próximas a la llamada Zona Volcánica, un espacio prácticamente único en la España peninsular.

Por otro lado, la capital, Olot, es una agradable ciudad de poco más de 30.000 habitantes que cuenta con todos los servicios que pueden precisar los ocupantes de las casas rústicas de los alrededores.

La tercera comarca, L'Estany (o Pla de L'Estany), es la más joven en términos administrativos (se disgregó del Gironés en 1988) pero su trayectoria viene de mucho más lejos.

La Baja Cerdaña es otra comarca marcada por el románico, disponiendo de una abundante colección de iglesias de pequeño tamaño que fueron construidas entre los siglos IX y XIII. Ni que decir tiene que las fincas más próximas a esta accidentada comarca son menores en número, pero garantizan como en ninguna otra zona la desconexión más completa.

Por último, la comarca del Gironés acoge la capital y mayor ciudad de la provincia.

En Girona existe una interesante relación de propiedades en venta, entre las cuales se cuentan algunas masías en las poblaciones de menor tamaño que rodean a la capital.

Compártenos