La arquitectura del Renacimiento en Cataluña.

La arquitectura del Renacimiento en Cataluña.

Edificios singulares e irrepetibles.

En las décadas finales de la Edad Media, la mayor parte de Europa Occidental experimentó una intensa revolución artística que tuvo su epicentro en Italia.

Fue el Renacimiento, un movimiento que pretendía recuperar los cánones de belleza del arte clásico, en línea con el emergente pensamiento humanista.

Tradicionalmente, se venía considerando que el Renacimiento no arraigó en España. Esta visión resulta, sin embargo, bastante discutible.

Cataluña, por ejemplo, atesora una interesante colección de edificios singulares que participan de esta corriente artística.

El Renacimiento catalán se observa en construcciones religiosas como la Iglesia de Santa María de Igualada, la Iglesia de Santa Eulalia de Esparraguera o la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles de Llivia.

En todos los casos, distinguimos un enfoque bastante austero del estilo, con ciertas reminiscencias del gótico, tan relevante en la región en los siglos anteriores.

Otras propiedades históricas religiosas que participan de esta concepción formal son el Convento de San Salvador de Horta y el Santuario de la Misericordia de Reus.

La arquitectura renacentista de carácter civil también está muy presente en las provincias catalanas. Uno de los edificios singulares más destacados en este sentido es el recinto de los Reales Colegios de Tortosa, declarado Monumento Nacional hace más de cuarenta años.

De hecho, el patio porticado del Colegio de San Jaime y San Matías está considerada una de las obras maestras del Renacimiento en Cataluña.

Claro que el mayor número de propiedades históricas que se conservan del periodo se encuentran en la provincia de Barcelona. Es el caso del Castillo Nuevo de Llinars del Vallés, una casa señorial del s. XVI, o de la Casa La Armonía de L'Hospitalet de Llobregat. En el centro de Barcelona sobresale la Casa del Gremio de Zapateros.

Por otro lado, el estilo renacentista se observa en diferentes masías que, si bien no pertenecen al periodo histórico en que se desarrolló el Renacimiento, incorporan sus principales características formales.

La estructura original de la finca Masía Bach, en Sant Esteve Sesrovires, procede de finales del s. XVIII y su actual apariencia renacentista data de comienzos del s. XX, cuando se reformó por completo.

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.