Jaén. Fincas en venta.

Fincas, cortijos y haciendas en venta en la provincia de Jaén.

Múltiples posibilidades en una finca de Sierra Morena.

Sierra Morena es una de las cadenas montañosas más importantes del sur peninsular y también da nombre a una pintoresca comarca de la provincia de Jaén, con la conocida ciudad de Linares como capital.

Es aquí donde se ubica una finca en venta que encierra múltiples posibilidades para los inversores.

La provincia de Jaén es especialmente rica en fincas de variopinta naturaleza, pero pocas alcanzan el grado de aprovechamiento de la que nos ocupa. De entrada, el entorno combina las zonas llanas imprescindibles para la puesta en práctica de diferentes cultivos y las ondulaciones del terreno propias de una zona de montaña.

El resultado es un marco natural de gran belleza que atrae, asimismo, a los cada vez más numerosos turistas rurales. Todo lo anterior se combina con una riqueza faunística que posibilita la organización de cacerías en diferentes épocas del año.

 Además, los actuales propietarios han colaborado activamente con distintos programas de repoblación del lince ibérico.

Además de las características naturales, la comarca de Sierra Morena permite descubrir diferentes experiencias culturales que confieren un mayor atractivo a la finca en venta y a su cortijo.

En Linares, las ruinas del pozo San Vicente son el mejor recordatorio de la otrora boyante actividad minera en la ciudad.

La Basílica de Santa María la Mayor es la principal joya del patrimonio local.

Por supuesto, Sierra Morena (y, en especial, la finca en cuestión), dista escasos kilómetros de dos ciudades monumentales como Úbeda y Baeza. Ambas localidades albergan auténticos tesoros arquitectónicos renacentistas y están declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Centrándonos en las particularidades de esta finca en venta, uno de sus aspectos más llamativos es el inmenso cortijo que domina toda la propiedad. Este recinto ofrece más de 730 m2 construidos, acogiendo un buen número de habitaciones que disponen de todas las comodidades necesarias.

El cortijo incorpora numerosos elementos característicos de la cultura regional, como los mosaicos en suelos y paredes y la impecable blancura de su fachada.

A lo largo de las 230 hectáreas de extensión de la finca destacan los pastos naturales, los encinares y el bosque mediterráneo, refugio de ciervos y jabalíes.

Lançois Doval es el portal de referencia para la venta de propiedades singulares, fincas, edificios históricos, casas rurales y hoteles con encanto a nivel nacional.

Compártenos