Inversión logística en Barcelona.

La logística, un interesante nicho de negocio en las grandes ciudades.

Si alguien pensaba que el desarrollo del comercio electrónico iba a suponer un retroceso de la inversión inmobiliaria orientada a la explotación comercial, se equivocaba.

El retail sigue atrayendo a muchos y, además, se ha experimentado un repunte de la inversión en centros logísticos y otros espacios industriales en las grandes ciudades. Como muestra, el presente edificio en Barcelona.

Los datos más recientes no podrían ser más elocuentes.

Un informe de Triangle Real Estate Management constata cómo han mejorado los principales indicadores de este segmento del mercado en Barcelona en los últimos años.

El precio medio secundario del alquiler de espacios logísticos habría pasado de 2,5 a 3,5 euros por metro cuadrado entre 2014 y 2017, al tiempo que el precio medio Prime ha escalado de 6 a 6,75 euros durante el mismo periodo.

Por ello, los inversores están disfrutando en estos momentos de rentabilidades que se mueven en una horquilla de entre el 6% y el 8%, dependiendo de la clasificación del suelo.

Barcelona disfruta de una situación excepcional para el sector logístico. Conectada con varias autovías, algunas de las cuales enlazan con Francia, con varias líneas de ferrocarril y con uno de los puertos más importantes del sur de Europa, su atractivo está fuera de toda discusión. Y dada la concentración de población tanto en la ciudad como en el área metropolitana y las provincias limítrofes, Barcelona presenta una zona de influencia que alberga 7,5 millones de personas.

Esta zona se divide en tres grandes coronas, en las que los espacios industriales y logísticos se agrupan en función de su orientación comercial.

El edificio que nos ocupa se sitúa a caballo entre la primera y la segunda corona de Barcelona, distando unos 20 km del centro de la ciudad condal y de su estratégico puerto. El conjunto arquitectónico ofrece unos 24.000 m2 en planta y otros 43.000 m2 en sótano, con amplias zonas dedicadas a aparcamientos e instalaciones en perfecto estado.

A todo lo anterior cabe sumar su valor histórico-arquitectónico, en tanto que se trata de un complejo con una larga historia a sus espaldas y que ha acogido actividades industriales y comerciales muy variadas.

Compártenos