Fincas y masías singulares en Catalunya.

Breve historia de las masías, las propiedades más emblemáticas del interior de Catalunya

La masía es la propiedad más emblemática de Catalunya y, pese a que suele hablarse de este tipo de construcciones con cierta tendencia a la generalización, el interior de la región cuenta con ejemplos un tanto distintos de los que podemos encontrar en el litoral.

Para desentrañar algunos de sus secretos, hoy nos sumergimos en las masías con historia del interior de Catalunya.

De entrada, conviene puntualizar que no existe un origen unánimemente aceptado para estas propiedades emblemáticas.

Se da por sentado que estas casonas estaban presentes en el paisaje rural catalán en el s. XI pero algunas investigaciones retrasan su aparición hasta finales del s. IX.

 En este primer momento, las masías presentaban una disposición horizontal, contando con una sola planta que, generalmente, no eran todavía de gran tamaño.

Prácticamente no se han conservado restos de estas primeras construcciones, dado que entre los materiales empleados destacaban el barro, la piedra picada o la madera.

Aun así contamos con algún ejemplo notable como la Masía de Castellcir, en el Vallés Oriental.

Con el paso de los siglos, las masías se irían despojando de esta rudimentaria concepción para convertirse en edificios con una arquitectura más sofisticada y unas dimensiones considerables.

A partir del s. XII, se populariza el esquema de dos plantas, con una estructura más sólida gracias a la introducción de materiales nobles y de piedras de mayor resistencia (sobre todo en zonas montañosas).

Es igualmente característica de este momento la construcción de elementos defensivos como almenas o pequeños torreones junto a la masía, un recordatorio de la proximidad de la frontera con Al-Ándalus.

No en vano, Tortosa no regresará a manos cristianas hasta el año 1148.

Las masías con historia más habituales en la Catalunya de hoy proceden de la Edad Moderna (entre los siglos XVI y XVIII) y su edificación corrió a cargo de nobles y burgueses enriquecidos, orillando, por tanto, el carácter popular y la vocación agrícola de las primeras casonas de este tipo.

Hace algunas décadas se convirtieron en objeto de deseo de particulares que buscaban una segunda residencia en algún paraje de gran belleza natural.

 Actualmente, estas propiedades emblemáticas están especialmente cotizadas por sus posibilidades turísticas.

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.