Asturias y sus casas rurales en venta.

La seductora tradición arquitectónica de Asturias

Cuando hablamos de casonas, muchas veces incurrimos en el error de utilizar el mismo término para referirse a cualquier vivienda rural de cierta antigüedad y con unas dimensiones notables.

No sería esta una mala definición, pero puede resultar un tanto imprecisa cuando hablamos, por ejemplo, de las características tan particulares de una genuina casona asturiana.

Conviene aclarar que no existe una casona asturiana tipo, pudiendo hablar de varias categorías constructivas, relacionadas con factores como la utilidad de la propiedad o su cercanía o lejanía respecto al mar.

Así, las casonas mariñanas reciben ese nombre precisamente por situarse en la costa.

Son viviendas simples, generalmente de una planta y que han servido como espacios de trabajo, de ahí la existencia de graneros o almacenes en muchos casos.

La casa de patín puede encontrarse al oeste del principado y destaca por su gran austeridad, no solo decorativa sino también por lo que respecta a los materiales constructivos.

La casa con corredor también es habitual en el interior.

Finalmente, la tipología más famosa es la casa bloque, hasta el punto de que, en muchas ocasiones, nos referimos directamente a ella como casona.

Es un tipo de propiedad que tradicionalmente se ha asociado con familias con un cierto poder adquisitivo. La riqueza de los materiales, la calidad de los acabados, la presencia de decoración tanto exterior como interior y su vocación residencial serían las características más importantes.

Además, la vivienda se divide normalmente en dos plantas (con o sin sótano) y, en los últimos años, puede haber sido dotada con otro tipo de comodidades.

Es una propiedad que encaja a la perfección con los parámetros de una casa rural.

Ligado a lo anterior, la presente casa rural en venta está situada en la zona de Lastres, en el Concejo de Colunga. De hecho, apenas hay 150 metros de separación entre la propiedad y la playa de Colunga, creando así un marco natural excepcional en el que la montaña y el mar se encuentran igualmente accesibles para los huéspedes.

La parcela ocupa la nada desdeñable cifra de 4.500 m2, al tiempo que la vivienda se divide en tres plantas con una superficie conjunta de 500 m2.

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa