El reino Nazarí de Granada y las fincas agrícolas

La configuración territorial del Reino de Granada fue un proceso relativamente dilatado en el tiempo que afianzó los cambios introducidos por Al-Ándalus y dio el paso a la explotación agraria propia del Antiguo Régimen. En cualquier caso, fincas y cortijos serían objeto de distintos litigios a lo largo de la Edad Moderna.

El Reino Nazarí de Granada dio comienzo en 1238 sobre los restos del viejo Reino Zirí y con los reinos cristianos peninsulares presionando las fronteras de Al-Ándalus como no lo habían hecho antes. No en vano, si en 1212 tenía lugar la batalla de las Navas de Tolosa (el éxito militar cristiano más importante de toda la Reconquista), en 1229 caía Mallorca, en 1238 le seguía Valencia y en 1246 se culminaba la conquista del Valle del Guadalquivir. El Reino Nazarí comenzaba su andadura como el último gran bastión del islam en la Península, una situación que paradójicamente le beneficiaría.

También en 1246, el nuevo reino firmó un tratado de paz con Castilla que garantizaba la inviolabilidad de sus fronteras a cambio de un pago económico periódico. Este acuerdo permitía a los nazaríes centrarse en explotar sus pingües posibilidades agrarias, convirtiendo a la región en un nicho de comercio con el Norte de África. La elevada densidad demográfica, fruto de la llegada de musulmanes de los territorios anexionados por Castilla y Aragón, motivaría la fragmentación de la tierra en fincas agrícolas de poca extensión. En cualquier caso, esta situación chocaba con los grandes señoríos castellanos y catalanes y permitía a más familias acceder a propiedades.

El entramado rural de alquerías se reforzaría y se enfatizaría su componente productivo y económico. Para aumentar la productividad de los cultivos se intensificó la agricultura de regadío, con técnicas importadas de otros territorios islámicos. Los productos extraídos de las huertas y de los cortijos granadinos (especialmente, frutos secos y la seda) serían empleados indistintamente para el consumo interno y para la exportación, base de la prosperidad económica de Granada durante el s. XIV. Paralelamente, algunas propiedades se destinaron a la cría de ganado, si bien este elemento no fue muy importante en la economía del Reino Nazarí.

 

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa


  • Lançois Doval es una empresa especializada en la comunicación de venta o alquiler de propiedades de prestigio, empresas y activos inmobiliarios, con más de 25 años de experiencia en el sector.
  • Nuestra amplia cartera incluye, chalets y villas, propiedades de prestigio o históricas, castillos, palacios, casas y pisos señoriales, fincas rústicas, de caza o recreo, masías, cortijos, pazos, haciendas, casas rurales, hoteles con encanto y en definitiva cualquier tipología de propiedad poseedora de un valor añadido para el comprador.
  • Asimismo, disponemos de una división especializada en la comunicación enfocada a la venta de empresas y negocios, edificios y naves industriales, edificios, hoteles, geriátricos, suelo residencial, industrial, logístico, comercial y terciario, activos inmobiliarios en rentabilidad, etc.
  • Nuestra amplia experiencia en la gestión de bases de datos y comunicación empresarial, hacen también de nuestros servicios una herramienta eficaz en caso de expansión territorial de su empresa, búsqueda de nuevos mercados, etc.