Radiografía de la Catedral de Santiago de Compostela

Poseedora de una fachada única y levantada al calor de las influencias artísticas más dispares, la Catedral de Santiago de Compostela es uno de los templos más fotografiados de España. Con todo, a pesar de su espectacular imagen exterior, no todos conocen los grandes tesoros que alberga en su interior.

Considerado como uno de los edificios emblemáticos gallegos por excelencia, la Catedral de Santiago comenzó a construirse en el año 1075 y no se completó (al margen de los retoques posteriores) hasta 1211. Y es que, a pesar de ser originariamente un templo románico, resultan innegables las aportaciones realizadas por el gótico y el barroco. Semejante cóctel estilístico ha acentuado la singularidad del edificio y le ha dotado de un valor añadido. En cualquier caso, un recorrido por su interior nos demuestra que el románico es el estilo más influyente. No en vano, su construcción se proyectó a imagen y semejanza de la iglesia francesa de San Sernís de Toulouse.

El área de la Catedral comprende ocho mil metros cuadrados, lo que se traduce en múltiples espacios interiores. De entrada, el templo consta de una planta de cruz latina y alterna arcos de medio punto con otros ojivales. La capilla mayor por su parte es de marcado estilo barroco, presentando al apóstol que da nombre a la Catedral debidamente escoltado por distintos monarcas castellanos (Alfonso II y Ramiro I) y españoles (Fernando el Católico y Felipe IV), algo relativamente habitual entre los edificios emblemáticos del momento. Cabe destacar que la plata es el material por excelencia del altar.

Por supuesto, la Cripta del Apóstol Santiago constituye el rincón más misterioso de la Catedral. Nuevamente, la urna que contiene los restos del apóstol está fabricada en plata y presenta vistosos relieves. En honor al origen del templo, las representaciones de Santiago y los demás apóstoles siguen el patrón románico a pesar de realizarse a finales del s. XIX. Al margen de las capillas y de los relicarios podemos destacar el Claustro y la Sacristía, ambas estancias de marcado estilo plateresco. Lógicamente, otro elemento que atrae a los visitantes es el Botafumeiro, el incensario más famoso de la Cristiandad.
 

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.