Sedes corporativas emblemáticas en edificios históricos.

Edificios históricos transformados en sedes corporativas; antiguas fábricas, en museos; viejos palacios reformados para viviendas, y hasta degradados conjuntos urbanos, rehabilitados para servicios empresariales.

Estos son algunos ejemplos de los nuevos usos que pueden conferirse al patrimonio arquitectónico y urbanístico de cualquier ciudad.

Estructuras obsoletas, revividas

Las administraciones públicas de las grandes ciudades comparten las mismas inquietudes: recuperar edificaciones arquitectónicas en desuso para incorporarlas a la dinámica urbana.

En todas, la realidad es similar; solo cambian los métodos.

Veamos algunos ejemplos de usos corporativos que grandes urbes han aplicado sobre su patrimonio arquitectónico local.

En América

New York. Wall Street es el núcleo corporativo más emblemático de los Estados Unidos; sus dependencias, incluyendo la Bolsa de Valores, ocupan diversos edificios históricos.

El Distrito Financiero de la Gran Manzana contiene construcciones centenarias, como la edificación Bankers o el antiguo Banco de Manhattan - actual Torre Trump - un rascacielos de 71 pisos que data de principios del siglo XX; el edificio Federal Hall, de 1842, hoy declarado monumento nacional, además de otras joyas arquitectónicas.

En Europa

Londres. La sede del antiguo Ministerio de la Guerra, del siglo XIX, pasará a manos del consorcio hotelero de la cadena Raffles.

París. Desde mediados del siglo XX, la administración de la ciudad ha tomado las riendas de la rehabilitación y desarrollo del antiguo barrio industrial La Défense. Ahora, allí residen más de 1.500 consorcios empresariales, sobre un conjunto urbano de gran valor patrimonial.

Barcelona. Su ayuntamiento promueve transformar la antigua sede de la Central de Correos en un polo de desarrollo financiero. Allí surgirán más de 100 compañías del mundo empresarial local e internacional.

Estos, y muchos ejemplos más no son manifestaciones aisladas.

Ellos representan una política pública de tendencia mundial, la cual propone restituir edificaciones y asentamientos de valor arquitectónico y urbanístico a la dinámica ciudadana, aceptando sedes corporativas emblemáticas para ocupar edificios históricos.

Compártenos


Una amplia selección de ofertas tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.