Las propiedades singulares y la herencia islámica.

Un edificio histórico en venta, una joya neomudéjar en el corazón de Huelva.

La civilización islámica permaneció durante casi nueve siglos en España (711-1609) y dejó una herencia cultural tan potente que ha seguido influyendo la creación artística hasta nuestros días.

Así sucedió a finales del s. XIX cuando el estilo neomudéjar se popularizó en distintas ciudades españolas.

En Huelva, encontramos un buen ejemplo en la propiedad singular que nos ocupa.

El estilo neomudéjar se desarrolló entre las décadas finales del s. XIX y las primeras del s. XX. Esencialmente, los defensores de esta corriente arquitectónica y decorativa planteaban la recuperación del estilo mudéjar, al que buena parte de la historiografía considera el arte más típicamente español (por no darse en ningún otro país).

Además de la influencia musulmana ya comentada, el arte mudéjar (y, por consiguiente, el neomudéjar) bebió del románico, del gótico y, en menor medida, de la arquitectura renacentista. Ocasionalmente, esta visión decorativa ha sido calificada como neoárabe, puesto que los elementos de inspiración islámica son más evidentes que los de los estilos cristianos.

Sea como sea, el estilo neomudéjar alcanzó un gran predicamento en el centro y sur de la Península Ibérica. En Madrid sobresalen la archiconocida Plaza de Toros de Las Ventas, que se enmarca dentro del neomudéjar más tardío (1922), y la antigua sede del diario ABC en la calle Serrano.

La Estación de Trenes de Toledo, la sede del Ayuntamiento de Jaén o el Gran Teatro Falla de Cádiz serían otros ejemplos. En el norte peninsular, localizamos monumentos tan llamativos como la Monumental de Barcelona (antigua plaza de toros) o la Catedral de Teruel.

El presente edificio histórico participa de una fase algo más avanzada del estilo neomudéjar, incorporando en su fachada buena parte de los elementos decorativos que caracterizan esta corriente. La propiedad singular está incluida en el Catálogo de Edificios Protegidos del Casco Histórico de Huelva, ciudad que cuenta con otros interesantes ejemplos neomudéjares como la Estación de Huelva-Término.

Si se analiza el mercado inmobiliario español, este edificio histórico en venta es una de las escasas oportunidades que existen para adquirir una propiedad neomudéjar. Una singularidad a la que suma su privilegiada ubicación en pleno centro de Huelva.

Compártenos