La elegante sencillez de una casa señorial tinerfeña.

Es habitual pensar en las grandes viviendas señoriales como inmuebles marcados por la ornamentación tanto exterior como interior y por la abundancia de pequeños y delicados detalles.

La propiedad histórica que nos ocupa se encarga de recordarnos que la elegancia y la distinción no tienen por qué ir de la mano de una buena colección de adornos.

Emplazada en el municipio tinerfeño de Los Realejos, la distinguida construcción forma parte del Conjunto Histórico del Realejo Bajo, reconocimiento que pone de manifiesto su importancia arquitectónica e histórica (data del siglo XVI o XVII).

Sin lugar a dudas, el elemento estético que más llama la atención de cualquier espectador que se aproxima a la casa señorial es su sobria concepción del estilo mudéjar.

La oscura madera de tea (utilizada también en las columnas del patio porticado), el tejado a doble vertiente a base de teja árabe o los detalles decorativos geométricos elaborados igualmente sobre madera refuerzan estas impresiones.

No menos relevante resulta la notable iluminación natural de que disfruta toda la vivienda. Los ventanales, de gran tamaño y abundancia tanto en la parte inferior como en la superior, permiten que la luz del sol penetre en todas las estancias principales, así como en los corredores, aspecto destacado gracias a la blancura de las paredes.

Y si llamativas resultan las sensaciones que transmite el interior, la fachada no se queda precisamente atrás. Su imagen actual es el resultado de la restauración que se llevó a cabo a mediados del s. XIX, con detalles en hierro de gran calidad.

La casa señorial resulta ideal tanto como alojamiento turístico como residencia particular o segunda vivienda. Las ocho habitaciones, que comparten la atractiva sencillez del resto de la propiedad, garantizan una estancia muy confortable para los huéspedes.

No hay que olvidar que su privilegiada ubicación sitúa a la vivienda junto a la costa, pero con bellas vistas a la montaña, al tiempo que el conocido puerto de La Cruz queda a escasos 5 km de distancia.

Precisamente, la localización de la propiedad histórica la convierte también en un restaurante tradicional (o no) con mucho encanto.

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.