Fincas cinegéticas y cotos de caza en venta.

Cotos de caza y monterías en Córdoba, una experiencia exclusiva

El turismo rural o de interior es mucho más amplio de lo que suele darse por sentado.

Efectivamente, encerrarse en una casa rural durante un fin de semana es una actividad muy recomendable en ciertas ocasiones, pero ese no es el único aliciente de este tipo de turismo.

Las monterías, por ejemplo, son una posibilidad en auge gracias a las bondades de fincas cinegéticas como la que nos ocupa.

Enclavada en una pequeña localidad cordobesa , esta finca de caza mayor se extiende a lo largo de más de 2.000 hectáreas y reúne todos los requisitos necesarios para la organización de este tipo de eventos, entre otros alicientes. Pero, ¿qué es una montería? Se trata de uno de los tipos de caza más antiguos que se practican en todo el mundo, con especial predicamento y recorrido histórico en la Península Ibérica. La riqueza faunística del territorio español en general y del interior andaluz en particular ha propiciado la práctica de esta actividad tanto con fines económicos como recreativos.

Centrándonos específicamente en las características de la provincia de Córdoba, los aficionados a la caza mayor pueden abatir numerosas piezas entre las que destacan los jabalíes y los ciervos. En menor proporción, corzos y gamos son otras especies que se dejan ver con cierta frecuencia en las sierras cordobesas.

La 'oferta' se completaría con una nutrida presencia de aves y otros animales que formarían parte de la caza menor, como la perdiz roja o la tórtola además de pequeños mamíferos como liebres o conejos. Esto da pie a combinar distintos tipos de caza dentro de una misma montería.

Las estadísticas, desde luego, muestran una fotografía muy positiva en lo que se refiere al grado de afición a la caza en la región. Tomando únicamente en consideración los datos referentes a Córdoba, nos encontramos con algo más de 40.000 licencias concedidas durante el ejercicio 2015/2016. En dicho periodo se autorizaron, además, cerca de cuarenta monterías por toda la provincia.

Un atractivo particular de esta finca en venta es que apenas el 15% de los cotos de Córdoba participan de la caza mayor (unos 250 sobre más de 1.400 cotos en total), que es lo que se requiere para organizar monterías de calidad.

Así pues, el inversor se encuentra con una de las fincas cinegéticas que mejores resultados ha obtenido en los últimos tiempos. En 2016, se abatieron más de 200 piezas de caza mayor en tan solo dos monterías, obteniendo casi 100 trofeos, en su mayoría de oro. A esta riqueza conviene sumar las instalaciones disponibles, entre las que sobresale una vivienda principal de más de 300 m2 que cuenta con la nada desdeñable cifra de 18 habitaciones. La caza se articula en torno a seis cortijos que gozan de un buen mantenimiento.

Compártenos