¿Es interesante invertir en un edificio histórico?

El paso de los años no deja el mismo número de testimonios físicos en todos los rincones del planeta. Bien por catástrofes, conflictos o falta de cultura de protección del patrimonio, muchas maravillas arquitectónicas solo existen ya en los libros de historia.

España, por fortuna, sí que ha sabido preservar un catálogo de propiedades históricas prácticamente inabarcable.

Los inversores tienen, pues, un auténtico filón en nuestro país.

De entrada, todas las regiones cuentan con un gran número de propiedades históricas a la venta.

Dependiendo de la tipología deseada (castillo, palacio, casa señorial, convento abandonado, antigua fábrica, casa solariega, edificio modernista...), el inversor puede jugar con múltiples ubicaciones (algunas provincias concentran todos los anteriores tipos de propiedades e incluso más).

Así, siempre con vistas a la explotación económica del inmueble, puede optarse por un inmueble muy característico de la zona (una masía en el interior de Barcelona, por ejemplo) o por todo lo contrario (un palacete en el centro de Madrid).

Las propiedades históricas no están sujetas a los mismos criterios que el resto del mercado. Con esto nos referimos a que, en contextos de cierta volatilidad, es posible que el valor de dichos inmuebles no se vea afectado en absoluto.

 Otro tanto sucede cuando el resto del mercado muestra síntomas de lo que los economistas llamarían "sobrecalentamiento". El valor de las propiedades históricas se mantiene muy estable en el tiempo, con una ligera tendencia al alza.

De este modo, la inversión en esta categoría inmobiliaria presenta un carácter eminentemente conservador, a modo de valor refugio.

Tampoco puede dejar de valorarse el gran atractivo que este tipo de viviendas suelen tener para los viajeros más exigentes.

Si se desea gestionar un negocio hotelero en una gran ciudad, por ejemplo, un edificio emblemático es siempre un poderoso reclamo para los visitantes. De cara al turismo rural, en cambio, las propiedades históricas no se eligen únicamente por sus características arquitectónicas sino por sus prestaciones.

 Y es que, los acabados en materiales nobles, las estancias amplias, la presencia de muebles originales o la tranquilidad ambiental (garantizada mediante gruesos muros en muchos casos) son algunas de las exigencias más comunes de los viajeros.

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.