Edificios históricos y emblemáticos en la Ciudad Condal.

La Barcelona modernista, una ruta imprescindible.

Barcelona es una de las ciudades con más historia de España, con testimonios excepcionales de culturas y estilos artísticos tan variados como el clásico, el románico, el gótico o el barroco, por citar solamente algunos ejemplos.

Sin embargo, si hay que vincular la ciudad condal con una corriente arquitectónica esta es, por méritos propios, el modernismo.

La Barcelona modernista aglutina una larga relación de edificios, la mayor parte de los cuales se reparten entre los distritos de Ciutat Vella, Eixample y Gràcia. Iniciando el itinerario en el centro de la ciudad, el primer espacio que centra nuestra atención es el Cercle del Liceu, un club privado que abre sus puertas en el Gran Teatro del Liceo.

Sus estancias están totalmente decoradas por obras de los más genuinos artistas modernistas catalanes, como Miralles o Rusiñol. A escasos metros se encuentra la Casa Bruno Cuadros, un edificio ecléctico a cargo de Vilaseca.

Superadas la plaza de San Jaime y la Catedral de Barcelona, la siguiente parada es la Casa Martí y, más concretamente, el café Quatre Gats. Su fachada recuerda al gótico y su interior a la Edad Media.

En suma, un ambiente acogedor para una cafetería que, en su momento, recibió a buena parte de la intelectualidad local.

No menos impresionante resultan tanto el interior como el exterior del Palacio de la Música Catalana, obra maestra de Domènech i Montaner y una de las joyas por antonomasia del modernismo barcelonés.

Es la única sala de conciertos declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En el corazón del Ensanche sobresalen la Casa Lleó Morera, la Casa Amatller y la Casa Batlló, obras, respectivamente, de Domènech i Montaner, Puig i Cadafalch y Antoni Gaudí.

Se trata de la archiconocida "Manzana de la discordia", una de las mayores concentraciones de edificios modernistas de la ciudad y que debe su nombre a la histórica rivalidad entre los arquitectos. Por último, los alrededores de la Avenida Diagonal también albergan interesantes muestras del modernismo catalán. El Palau Montaner, la Casa Thomas, el Palau Baró de Quadras o la Casa de les Punxes, por no hablar de la icónica Casa Milà ("La Pedrera").

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.