Haciendas y fincas olivares en venta en Andalucía.

Una genuina muestra de las haciendas andaluzas

El concepto de hacienda es particularmente amplio, pudiendo referirse tanto a una gran propiedad campestre como a una única vivienda con una pequeña parcela.

En el ámbito andaluz, las referencias van claramente dirigidas al primer ejemplo, tal y como nos lo recuerda esta extensa finca ecuestre en plena provincia de Sevilla.

Para contextualizar la propiedad, conviene arrancar con una breve descripción de cuál es el origen de las haciendas y qué elementos definitorios presentan en la actualidad. De manera un tanto imprecisa, la historia de las haciendas suele vincularse con la evolución de los cortijos, que a su vez hunden sus raíces en las alquerías musulmanas y las villas romanas (ahí es nada).

En realidad, un análisis más exhaustivo de las características formales de estas propiedades nos remonta, en efecto, a la era romana, como principal origen de las haciendas andaluces actuales, con más reminiscencias de esta época que de cualquier otra.

Pero, ¿cuáles serían estas peculiaridades a las que tanto nos referimos? Una hacienda tipo, y las de Sevilla pasan por ser las más estandarizadas, presentan una casa o residencia de estilo señorial, algunas dependencias secundarias de menor tamaño y una explotación agrícola de dispar extensión.

 Lógicamente, el tipo de cultivo más habitual oscila entre el olivo y la vid, al tiempo que las casas tienden a guardar una apariencia típicamente andaluza, con predominio de los colores blanco y rojo.

 A partir de ahí, las diferencias estriban más en el tamaño de la propiedad que en los aspectos formales. Y aunque nos referimos a Sevilla, prácticamente todo el Valle del Guadalquivir participaría de esta tradición.

La hacienda en venta que nos ocupa se sitúa en el mismo término municipal de Sevilla, si bien en una zona apartada y tranquila.

Se extiende a lo largo de diecisiete hectáreas, la mayor parte de las cuales corresponden a una finca ecuestre que goza de picadero y del resto de instalaciones necesarias para la práctica de esta actividad.

 En su vertiente agrícola, el olivar es el cultivo que está más presente.

Por lo que respecta a la vivienda principal, supera los 2.000 m2 construidos y alberga estancias como una biblioteca, comedores de verano e invierno y ocho habitaciones.

Compártenos


Una amplia selección de ofertas de venta y alquiler tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.