5 aspectos clave para el éxito de un negocio turístico en un edificio histórico

La inversión en un edificio singular con la intención de explotar un negocio turístico es una tendencia cada vez más intensa en el mercado español.

Los motivos para apostar por este tipo de activos son variados (menor volatilidad, sobrecalentamiento de otros segmentos del mercado...) pero las claves del éxito de cualquier negocio turístico en una propiedad histórica son siempre los mismos:

La situación

La idoneidad de la situación de un edificio singular está determinada por el tipo de negocio que se desee poner en marcha.

Si se va a abrir un hotel con encanto que ofrezca el mejor descanso y la mayor privacidad a sus huéspedes, se impone la elección de una propiedad en el interior, quizá cercana a un paraje natural.

Si, por el contrario, se va a explotar la proximidad con zonas de gran ambientación social o el catálogo de servicios disponibles, el inmueble debe ser urbano.

El estado de conservación

Es cierto que una buena rehabilitación puede hacer plenamente operativo para el sector turístico cualquier edificio histórico.

No obstante, si el grado de deterioro es importante, mayor será la inversión necesaria para su puesta a punto.

Además, si la restauración es integral, el inmueble puede perder parte de su encanto original.

El interés histórico

Jugar con la historia de la propiedad es siempre interesante para el inversor.

 Una casa señorial perteneciente a una ilustre familia de la zona o un antiguo convento abandonado del s. XIII tienen la capacidad de transportar a los huéspedes a una época remota y, precisamente por ello, fascinante.

Algunos visitantes buscan expresamente alojamientos con historia.

La singularidad arquitectónica

Ligado a lo anterior, una propiedad histórica también puede resultar atractiva por sus características estéticas o arquitectónicas.

Una casa señorial perteneciente al gótico catalán o un edifico modernista en el corazón de una gran ciudad atraen siempre las miradas. Y con ellas, a los viajeros.

Los servicios complementarios

Finalmente, no hay que despreciar la disponibilidad de otros alicientes para los huéspedes al margen de las comodidades de las habitaciones.

Un restaurante que se nutre de productos del entorno, una piscina o una amplia zona ajardinada elevan la cotización de cualquier alojamiento turístico.

Compártenos


Una amplia selección de ofertas tanto de particulares como de profesionales inmobiliarios de propiedades de prestigio, activos inmobiliarios singulares, fincas y casas rústicas, así como hoteles con encanto y casas rurales.

Nuestro objetivo es ser un punto de encuentro a nivel nacional e internacional de segmentos de mercado interesados en propiedades y edificios emblemáticos, participando activamente en la localización de posibles compradores o inquilinos para facilitarle un contacto directo y personal con el comprador, y no actuar como un portal más, si no que configurarnos como su socio estratégico para proporcionarle un servicio integral adaptado a sus necesidades de comunicación y posicionamiento en el mercado.