Un desequilibrio que emborrona la recuperación del sector inmobiliario

Nada más producirse el temido pinchazo de la burbuja inmobiliaria comenzaron las cábalas sobre cuál sería suelo de los precios de las viviendas. Año tras año, el valor de los inmuebles caía de manera apreciable y pocos se atrevían a fijar un nivel límite. Seis años más tarde de comenzar este particular descenso a los infiernos, el precio de la vivienda podría no haber tocado suelo todavía.

Esta sería al menos la conclusión de una de las agencias más importantes del mundo, Fitch. A su juicio, y tal y como desgrana pormenorizadamente en un informe de reciente publicación, existen distintos elementos de relevancia que imposibilitan creer que el mercado inmobiliario ya haya tocado suelo como apuntan algunos analistas. Los bajos niveles de consumo interno (a pesar del repunte entre enero y marzo) y muy especialmente el elevado desempleo rebajan la euforia alcista. En consecuencia, el impago de cuotas hipotecarias podría seguir siendo un grave problema social durante bastante tiempo.

Fitch observa además un importante desajuste entre la reducción del número de nuevas hipotecas entre 2008 y 2013 y la caída del precio de la vivienda. En este sentido, la concesión de hipotecas ha caído no menos de un 80% desde los máximos históricos registrados en 2007. Por el contrario, los precios del mercado inmobiliario han experimentado un descenso muy notable aunque por debajo del 40%. Semejante desequilibrio es la principal razón por la que la agencia neoyorquina considera que existe cierto margen para que el valor de los inmuebles baje algo más antes de fin de año.

En cualquier caso, Fitch reconoce implícitamente que el cambio de tendencia en el sector, si bien no se ha producido todavía, está muy cerca de ser una realidad. Falta por ver qué tipo de consumidor es el que protagonizará la tan anhelada revalorización del sector. No pocos analistas sostienen que los inversores extranjeros están llamados a tener un papel crucial en la estabilización de los precios, pero ello no sería suficiente para consolidar una tendencia al alza. Por otro lado, las diferencias regionales se antojan igualmente significativas. Así como en el litoral mediterráneo los precios podrían estar subiendo ya, en otras zonas prosigue su caída.

 

Compártenos


  • Lançois Doval es una empresa especializada en la comunicación de venta o alquiler de propiedades de prestigio, empresas y activos inmobiliarios, con más de 25 años de experiencia en el sector.
  • Nuestra amplia cartera incluye, chalets y villas, propiedades de prestigio o históricas, castillos, palacios, casas y pisos señoriales, fincas rústicas, de caza o recreo, masías, cortijos, pazos, haciendas, casas rurales, hoteles con encanto y en definitiva cualquier tipología de propiedad poseedora de un valor añadido para el comprador.
  • Asimismo, disponemos de una división especializada en la comunicación enfocada a la venta de empresas y negocios, edificios y naves industriales, edificios, hoteles, geriátricos, suelo residencial, industrial, logístico, comercial y terciario, activos inmobiliarios en rentabilidad, etc.
  • Nuestra amplia experiencia en la gestión de bases de datos y comunicación empresarial, hacen también de nuestros servicios una herramienta eficaz en caso de expansión territorial de su empresa, búsqueda de nuevos mercados, etc.