Venta de empresas en España.

Las ventajas para los vendedores. 

El traspaso de empresas no es solamente una oportunidad de negocio para quienes desean tomar las riendas de un proyecto maduro y con una sólida base. Los propietarios de las compañías también tienen una larga serie de incentivos para tomar una decisión.

Algunas de las ventajas más notables son las siguientes.

El primer factor a tener en cuenta es el motivo principal por el que la empresa podría ponerse a la venta. Si se trata de una jubilación, la decisión es mucho más sencilla.

En determinadas ocasiones, los responsables de la compañía no cuentan con herederos que tomen las riendas de sus negocios, acercándoles a un inevitable cese de la actividad si no se saca a la venta.

 Así, traspasar la empresa permite obtener grandes ingresos con vistas a la jubilación, pudiendo disfrutar, por cierto, de determinadas ventajas fiscales (a consultar según cada momento).

La empresa sería rentable, pues, hasta el último minuto.

Ligado a lo anterior, a ningún empresario de pro le agrada enterrar un proyecto que todavía tiene mucho recorrido por delante. La venta de la compañía alarga la vida del negocio, de tal manera que el trabajo realizado hasta ese momento seguirá visible muchos años después. No se trata de un elemento cuantificable en términos económicos, pero sí morales.

Otro tanto puede decirse de la plantilla de la empresa, si la hubiera. Muchos empresarios también prefieren asegurar la continuidad de sus empleados, aspecto que pueden negociar a la hora de cerrar el traspaso de la compañía.

El cambio de sector o la búsqueda de nuevas oportunidades es el otro gran motivo para la venta de una empresa. En este caso, la venta se hace necesaria para disponer del capital necesario para emprender muchos proyectos.

 Esto resulta especialmente interesante cuando el negocio marcha bien y, sin embargo, surge la posibilidad de adentrarse en otros sectores (incompatibles con la empresa actual, se entiende).

 Si, por el contrario, el negocio actual no colma las expectativas creadas, también puede ser recomendable el traspaso de la empresa. Al fin y al cabo, quizá otra persona pueda mejorar las cifras de negocio (mientras el primer propietario recupera la inversión inicial).


¿Quiere que su empresa, negocio o activo industrial aparezca en nuestro catálogo?

Solicítenos más información sin compromiso.

Compártenos