Alhama de Aragón. Casa palacio en venta. Zaragoza propiedades singulares.

Referencia: 
Palacio de Los Padilla
Precio: 
840.000€
Localización: 
  • Aragón
  • Zaragoza
  • Alhama de Aragón

Compártenos

Singular Casa Señorial, denominada Palacio de los Padilla.

Esta casa solariega, situada en la localidad de Alhama de Aragón (Zaragoza, Comunidad Autónoma de Aragón), es un claro ejemplo de arquitectura civil aragonesa del siglo XVI.

Como hecho cierto que es, podemos decir que en aquellos siglos y en esta población de Alhama, como en el resto de Aragón, la vida se desarrolla en un medio de subsistencia agrícola, aunque la vivienda aragonesa se desarrolla dentro de un núcleo de población, a diferencia de otras partes de la península ibérica, como en el País Vasco o Cataluña.

Eso sí, y también, hay que considerar que el palacio del siglo XVI ya no tiene asomo de castillo feudal, como es el caso del Palacio de los Padilla, objeto de este pequeño estudio de exposición y presentación del mismo. En el siglo XVI cristaliza la casa-palacio, cuyas primeras manifestaciones surgieron en el siglo XV.

Además de las consideraciones sociales, como la condición agrícola del territorio, ya expuestas, el clima es un factor determinante en la concepción de la casa-palacio. Las extremadas temperaturas limitan el número de vanos y amplían el espesor de los muros de cerramiento, de forma que garanticen el aislamiento del exterior, como puede observarse en el caso de nuestra Casa-Palacio. El aprovechamiento máximo de las posibilidades de asoleo y luz natural, lleva a la utilización de la antigua técnica de los derrames interiores y exteriores de los vanos.

Sobre las bases que suponen los contenidos autóctonos, la costumbre, el clima, el suelo, y otros, la gran influencia clara que se observa en la casa-palacio aragonesa, es la herencia islámica. Su espíritu se manifiesta de modo sutil y profundo. El sentimiento de privacidad, de introversión está patente en toda la arquitectura aragonesa, de la que son claro exponente las casas-palacio del siglo XVI, como en nuestro Palacio  destacando en su tratamiento, la sobriedad exterior, con una cierta riqueza interior (patios, artesonados, alfarjes, bóvedas, etc.). En lo constructivo el influjo es patente y claro. En aquella época se constituyen maestros del ladrillo y del yeso y, con estos materiales, consiguen la máxima expresión de la Arquitectura Aragonesa.

Las moradas mahometanas solían tener como remate de las fachadas una galería o paseador abierto. El adarve, o camino de ronda superior, sirviendo en épocas de paz de paseo y solana de los señores. Si bien, la galería es característica de la casa española en general, su origen musulmán es claro, ya que en otras regiones menos islamizadas no alcanzó la importancia y difusión que obtuvo en Aragón. Este tipo de galería, como la observada en el Palacio se generaliza en siglo XVI, adquiriendo carácter más compositivo que práctico. Las galerías de dintel son más antiguas que las de arcos, evolucionando éstos a los de medio punto de doble rosca, que cristalizan en el siglo XVI, como puede observarse en el Palacio .

Podrían buscarse otras influencias moriscas en nuestra Casa Palacio en su disposición, como también en su organización interior de las estancias en alcobas (las alhamías musulmanas). Los salones con alcobas en sus extremos. El especial cuidado con que se adorna el interior se contrapone con la manifestación exterior, algo tosca, pertenece al mundo de lo musulmán. El uso de fábricas y aparejo de ladrillo es quizá donde la tradición mudéjar es más clara. La configuración de los arquillos de las logias altas, con toda diversidad de posibilidades se realiza dentro del influjo mudéjar. 

Aunque también hay que considerar que, si importante es la intervención de lo islámico en lo aragonés, la arquitectura de la región no se consagra sino bajo el influjo renacentista, como puede observarse en nuestra Casa Palacio. La idea de compacidad y de unidad del palacio renacentista se asimila rápidamente en Aragón. Existe una indudable semejanza entre la idea volumétrica del palacio florentino del primer renacimiento y el palacio aragonés del siglo XVI y XVII. Aunque la arquitectura aragonesa es mucho más adintelada que la florentina, el aspecto exterior del edificio es análogo en volumen, aunque la arquitectura aragonesa, como es el caso del Palacio , aligera las fachadas, con la logia de arquillos, de la que carecen los palacios italianos. El gran alero volado, de piedra en Italia, de madera en los edificios aragoneses, desempeña en ambos un papel análogo, limitar y componer el volumen superior. La situación del acceso con respecto al patio evita que que el paso del zaguán al patio se realice por uno de sus ejes de simetría, ya que compositivamente los patios aragoneses han optado por el dintel en planta baja y su estructura está formada por vigas puente, como es el caso de nuestro Palacio.

La revitalización del concepto de la arquitectura latente desde el Imperio Romano, es en España un ingrediente que unido al sustrato mudéjar y al gótico, configuran el más original y casi exótico de los estilos europeos de la época.

PALACIO DE LOS PADILLA: SIGLOS DE HISTORIA MEMORABLE

  • El conocido Palacio de los Padilla, al lado del lavadero, habitado por la familia, por entonces, más poderosa de Alhama y la histórica y muy conocida Fermina Esterripa. Ésta llegó a Alhama al casarse con un miembro de la familia Padilla, que entonces era la más poderosa de la villa. Fermina Esterripa de Padilla, había sido camarera real de María Luisa de Parma, esposa de Carlos IV, y descendía de una aristocrática familia navarra, lo cual explica su nombre y el del Balneario.
  • Por entonces, a principios del XIX, Alhama era un pueblo bastante mísero. El mayor aliciente del pueblo era el paso de las diligencias de la vía Madrid-Barcelona y los baños que eran unas lúgubres posadas encima de los manantiales, que todavía no se explotaban como se haría más tarde, y que más bien servían de albergue para los viajeros de este trayecto.
  • En el siglo XIX, cuando Fermina habitó el Palacio, su parte exterior era igual que en la actualidad, en el interior había enormes salas con todo tipo de refinamientos que llamaban la atención de los visitantes; incluía la casa un oratorio con cura propio que habitaba en el mismo Palacio.
  • Cuando aumentó la concurrencia de visitantes a los baños de Alhama en los años 40-50 del s. XIX, Fermina era muy conocida entre los bañistas y disfrutaba recibiéndolos en su palacete y agasajándolos. Seguro que la llegada de gente de la Villa y Corte, más moderna, supuso para Fermina, una mujer culta, un pasatiempo que abría las expectativas de la vida en un pueblo pequeño y pobre.
  • Es curioso que en todas partes se le mencione a ella como precursora de la construcción del balneario de Alhama y no a los Padilla. En 1.840 cambia el nombre de los "Baños Nuevos" por el "San Fermín", en honor al patrón de su familia y así permanecerá hasta hoy en día. Doña Fermina, como la conocían los vecinos del pueblo, era una persona muy querida en Alhama. Al parecer, gran parte de la pobre economía del pueblo, giraba en torno a la familia Padilla y sus posesiones.
  • Muchos habitantes del pueblo trabajaban para ellos o arrendaban sus tierras, en una relación caciquil típica de la España de entonces. Pero Fermina escapaba del estereotipo de cacique autoritario y explotador que ha perdurado en la memoria colectiva. Era Fermina una persona respetada y querida en el pueblo, trabajar en su casa era muy solicitado por las chicas más pobres, pues les otorgaba cierta categoría, que les valía después para conseguir un buen marido.
  • Hoy, en Alhama de Aragón, queda como recuerdo de Fermina el balneario con el nombre de su patrón.
  • Existen trabajos detallados de que hay indicios suficientes para suponer que Alhama y Calatayud fueron los escenarios geográficos que Cervantes tuvo presente durante la narración de los capítulos de los "Duques Ociosos" y de la Ínsula Barataria. Alhama de Aragón es una ciudad de ocio para todos los que la visitan atraídos por sus baños. Ya en época romana se conocían sus manantiales termales y sus relaciones  con el entretenimiento, y de aquellos, o muy poco posteriores tiempos podrían ser el "Baño del Moro" y el "Baño de la Mora". Estas están consideradas una de la galerías de baños más antiguas de España.
  • Cervantes la vió como el sitio ideal para ubicar al Duque y D. Quijote, aunque solo les mojó las barbas. Se supone que el ingenioso Cervantes pasó por Alhama al menos dos veces, la primera, en su huida por el asunto Sigura, y la segunda, de forma más pausada, durante su viaje a Barcelona en 1610, siguiendo al Conde de Lemos. Cervantes es capaz de transformar los acontecimientos normales, que están a la vista de todos, en hechos singulares y grandiosos. Al igual que logró cambiar el puerto de Veredas, con su trasiego de ovejas, en el escenario de la Batalla de Veredas, consigue con la misma maña trocar Alhama de Aragón en la residencia de los "Duques Ociosos"  y a Calatayud en la Ínsula Barataria, llamada así por barata o quizá por El Batallador o por Bilbilitano.

DATOS BÁSICOS

  • Todo el edificio -de más de 1.000 m2-, queda dividido en tres plantas. La edificación está compuesta por planta baja, planta principal o primera y otra segunda bajo cubierta, acompañado en la parte posterior por un antiguo huerto como nuevo jardín, que incorpora una piscina amplia.
  • El solar tiene un desnivel prácticamente nulo. Teniendo una fachada a la calle Ramón y Cajal (principal y de acceso) y otra posterior a un huerto. El resto del edificio se encuentra entre medianeras.

ASPECTO FUNCIONAL

Planta Baja:

  • Todas las estancias de esta planta desarrollan un papel social. En primer lugar, el gran zaguán desde el que arranca la gran escalera principal , y por donde se accede a un salón que comunica con el jardín y con un comedor , atendido desde una cocina y un área de servicio que se sitúan a la derecha. Al dicho zaguán de la escalera principal original del edificio, se accede desde la calle a través del gran portalón con arco de medio punto.
  • El segundo acceso, que en realidad funciona como “acceso de diario”, se produce a través de la fachada corta del rectángulo, disponiendo en el exterior de una zona de aparcamiento para vehículos. Se dispone de una segunda escalera en este vestíbulo, que comunica verticalmente todas las plantas. Anexa a esta puerta se sitúan las dependencias del gimnasio-sauna, la zona de servicio (con dormitorio con baño), y la cocina con almacenes anexos. Accediendo por un pasillo paralelo al lado largo de la edificación. Al otro zaguán ya comentado de la escalera original del torreón.

Planta Primera:

  • Esta planta tiene un carácter también público pero reservado, se accede desde la escalera principal que descansa en un distribuidor desde el que se accede a la sala de estar y biblioteca, que miran al jardín o a un segundo comedor, que da a la fachada, atendido desde una cocina y un office de carácter más particular.
  • Dividiendo el edificio en dos crujías, dando una a cada fachada. En la que da al jardín, se dispone de la sala de la chimenea adosada al medianil, a continuación una sala de estar, el comedor de diario, la cocina y, al fondo y dando a las tres fachadas, el gran salón y el comedor.
  • En la crujía de fachada, adosada al medianil, se dispone a escalera principal y, a continuación, la biblioteca, un despacho, la segunda escalera, un pequeño aseo y terminando con el gran salón ya mencionado (de doble crujía).

Planta segunda:

  • En la segunda, y última planta, se encuentran cinco dormitorios y una gran suite, todos muy similares en tamaño, equipados con armarios empotrados y baño completo.
  • Tres dan al jardín y otros tres a la fachada principal a través de la galería de arquetes.

El estado actual de toda la propiedad es inmejorable, producto de una rehabilitación completa e integral, acometida y ejecutada entre los años 1999 y 2000.

Además de, naturalmente, poder ser destinada a un uso particular y exclusivamente privado, la propiedad posee grandes cualidades y posibilidades para ser dedicada a restauración, eventos y/u hostelería de calidad, poseyendo para ello más de algún aspecto y/o elementos cualitativos muy positivos y diferenciales, dadas las dependencias de que dispone. Y esta probable y muy posible actividad, se ve favorecida por la muy antigua, con una gran calidad contrastada y una muy consolidada actividad balnearia, que se ofrece en la localidad de Alhama de Aragón y en su entorno geográfico más próximo, como ya ha quedado dicho y reflejado con anterioridad en este informe documental. Además, todo esto dicho, también se ve favorecido por la proximidad a Zaragoza, ciudad con más población de Aragón (700.000 hab.) y capital de la española Comunidad Autónoma de Aragón.

ALHAMA DE ARAGÓN: POTENCIA TURÍSTICA

Las termas ya eran conocidas en época romana y el topónimo del lugar, Aquae Bilbilitanorum -citado en el Itinerario de Antonino y en documentos imperiales- así lo sugieren. Probablemente el nombre prerromano (íbero) era Congedus (tibio lago), primitivo nombre íbero de Alhama. De época árabe es el actual, proveniente de Al-Hammam, que significa "los baños".

En esta localidad de Alhama de Aragón, se encuentra el mayor lago termal de Europa, con algo más de 2 hectáreas. Ya en el siglo XIX fue cuando dió comienzo la explotación de sus aguas termales. Pascual Madoz, historiador, dice que Alhama: "...posee 120 casas, diferentes casonas y palacios, distribuido el caserío en dos calles y tres plazas... una iglesia parroquial -de la Natividad de Ntra. Señora-..., edificio antiquísimo, de orden gótico y una sola nave...". Junto a Jaraba y Paracuellos, conforman la Ruta de los Balnearios -seis estaciones termales-, y es uno de los principales puntos de interés del sector balneario de España.

Su ubicación, permite visitar el Parque Natural del Monasterio de Piedra, enclave con una exuberante vegetación, conformado por la abundancia exultante de agua, cascadas, piedra, etc., así como todo el entorno de la Laguna de Gallocanta, muy importante lugar de reposo y visita migratoria de multitud de aves y, por tanto, paraje propicio para su observación.

Alhama de Aragón pertenece a la Ruta del Cid, un itinerario turístico-cultural que atraviesa España de noroeste a sudeste, siguiendo las huellas de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, famoso caballero medieval del siglo XI.

La cercanía a Calatayud, permite, así mismo, la observación y disfrute de una importante muestra del mejor arte múdejar, que le valió ser declarado por la UNESCO, Patrimonio da la Humanidad. Al igual que la ruta del vino de la D.O.P. Calatayud, una de las existentes en Aragón y de las importantes de España. Esta zona vinícola también se la conoce como "la cuna de la garnacha" , con unos viñedos que están considerados como los más antiguos de la región.

Todas estas diversidades, amenidades e intereses naturales, ambientales, patrimoniales, históricas, etc., junto a otras basadas en su etnografía, gastronomía, costumbres y otras varias, hacen de Alhama de Aragón un lugar privilegiado y muy interesante por si mismo, así como por su entorno inmediato y otros cercanos, e idóneo para satisfacer a todo tipo de personas, con la variedad de curiosidades e inclinaciones que éstas puedan tener y demandar.

*Fotos cedidas por Stefanía Castillo*


Más información, en contacto directo con la propiedad, cumplimentando el formulario adjunto que se encuentra al final de este anuncio.


 

Formulario de contacto del anuncio

Si desea más información sobre esta propiedad, empresa o activo inmobiliario, debe rellenar el siguiente formulario, y el mismo propietario o su agente se pondrán en contacto directamente con usted.

La comunicación enviada quedará incorporada a un fichero del que es responsable LANÇOIS DOVAL COMUNICACION Y MARKETING INMOBILIARIO S.L.U.. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar sus datos para atender su solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD), la Ley Orgánica 15/1999 (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de desarrollo de la LOPD), sobre protección de datos. Sus datos no se comunicarán a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicite su cancelación.

En cualquier momento usted puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo por escrito, indicando sus datos personales a Passeig de Gracia nº 12 1º 08007, Barcelonao mediante un email a info @lancoisdoval.es.


Últimos boletines enviados

  



Estos boletines están llegando a más de 15.000.000 de

referencias a nivel internacional.

¿Desea incluir su oferta?

Ponemos a su disposición nuestra amplia experiencia en

comunicación inmobiliaria, un gran número de acciones

promocionales de gran impacto y repercusión, la gestión de

bases de datos y un gran equipo humano con

unos costes accesibles e inmejorables.


 



Síguenos en

las redes sociales!


Invierta en apartamentos turísticos.