Nuevas tecnologías y empleo

Las nuevas tecnologías seguirán impulsando cambios en la forma en que las personas trabajan y la cantidad de espacio que necesitan para ello, mientras los inquilinos europeos se esfuerzan por sacar el máximo partido de su espacio; por su parte, los inversores y los promotores buscan garantizar el valor de los inmuebles.

En los próximos diez años las oficinas experimentarán una serie de cambios importantes impulsados por la tecnología, entre los que destacan:

1. Suministro de electricidad: cambio en la potencia eléctrica pasando de 220-240 V a la electricidad de 12 V, combinado con el suministro completamente inalámbrico.

2. Tecnología ecológica: el cumplimiento de la agenda ecológica permitirá la obtención de mayor eficiencia energética y reducción de costes.

3. Informática en la nube: se eliminará la necesidad de alquilar un costoso espacio para los servidores y de contar con equipos de asistencia técnica, además de permitir la rotación ocupacional.

4. Tecnología colaborativa: creciente adopción de soluciones tecnológicas de alta y baja gama.

5. Tecnología móvil: que permitirá más movilidad, flexibilidad y productividad para sus usuarios.

No obstante, aunque la tecnología es clave para aumentar la utilización del espacio de trabajo, el ritmo del cambio no será tan rápido como muchos analistas han predicho. Además, existen factores clave que dificultan este proceso y que impedirán que este cambio a gran escala se produzca de la noche a la mañana. Entre estos factores se encuentran:

1. La fiabilidad de los nuevos productos.
2. Los costes de inversión que hay que pagar por adelantado.
3. Necesidad de un cambio cultural para realizar los cambios en la tecnología/el lugar de trabajo.
4. Problemas de seguridad y protección de datos personales.
5. Necesidades cambiantes en los diferentes sectores.

Compártenos


  • Lançois Doval es una empresa especializada en la comunicación de venta o alquiler de propiedades de prestigio, empresas y activos inmobiliarios, con más de 25 años de experiencia en el sector.
  • Nuestra amplia cartera incluye, chalets y villas, propiedades de prestigio o históricas, castillos, palacios, casas y pisos señoriales, fincas rústicas, de caza o recreo, masías, cortijos, pazos, haciendas, casas rurales, hoteles con encanto y en definitiva cualquier tipología de propiedad poseedora de un valor añadido para el comprador.
  • Asimismo, disponemos de una división especializada en la comunicación enfocada a la venta de empresas y negocios, edificios y naves industriales, edificios, hoteles, geriátricos, suelo residencial, industrial, logístico, comercial y terciario, activos inmobiliarios en rentabilidad, etc.
  • Nuestra amplia experiencia en la gestión de bases de datos y comunicación empresarial, hacen también de nuestros servicios una herramienta eficaz en caso de expansión territorial de su empresa, búsqueda de nuevos mercados, etc.