LAS ENTIDADES FINANCIERAS FRENTE AL PROBLEMA INMOBILIARIO

Las entidades financieras van asumiendo que la crisis se alarga, y que sus problemas con el inmobiliario no los resuelve el paso del tiempo, por lo que están estudiando desprenderse de forma rápida de sus activos ya adjudicados, ante la más que probable entrada de otros nuevos, como consecuencia de otros fallidos en sus préstamos vivos y de los riesgos corporativos y financieros de sus participadas inmobiliarias.

Algunas entidades están tratando de llevar a cabo una enajenación rápida de los activos ya adjudicados mediante la venta de los mismos, así como de la deuda a fondos de oportunidad, lo que llevaría parejo la asunción de pérdidas inmediatas, que probablemente sean parecidas a las que se acabarían contabilizando en los próximos años.
Para llevar a cabo tal acción, es necesario que la estructura del balance de la entidad financiera la soporte, dado que acarrearía una disminución de sus fondos propios, precisamente ahora que el regulador está exigiendo a los bancos europeos un nivel más alto del ratio Fondos Propios/ Activos ponderados por su riesgo, y la disminución se produce en el numerador y en el denminador, por lo que es una cuestión de equilibrio que depende del descuento que vengan obligados a realizar en esa venta rápida.
En el mercado se da por admitido que el nuevo gobierno que forme el Partido Popular creará un banco malo, al menos para el suelo, pero para que el banco malo resuelva la situación, es imprescindible socializar las pérdidas. Pero, en unos momentos como los actuales, en los que se están restringiendo las prestaciones sociales y anulando la tarjeta sanitaria a cuantos se les acaba la prestación por desempleo, en buena parte de las Comunidades Autónomas, no parece que la sociedad lo aceptara de buen grado, especialmente si se tiene en cuenta la valoración en que la opinión pública tiene de promotores y banqueros.
Pero si ya son muchas las promotoras que han caído en manos de los bancos, de seguir la situación como ahora, aquellos que han sobrevivido hasta ahora pueden ver agotada su capacidad de resistencia.
La cotidianidad nos enseña que se hace necesario que las entidades financieras reconozcan lo que valen sus activos en la actualidad y, a partir de ese valor, tratar de obtener el precio máximo, e incluso tratar de impulsar, a partir de ese valor, que los promotores iniciaran nuevas promociones residenciales en los suelos adecuados, dejando aquellos que no tienen valor y que tardarán mucho tiempo en alcanzarlo, en una cartera cerrada y sin gestionar.
La búsqueda de soluciones sin que afecte a los fondos propios, ya se ha intentado sin resultado

Noticia vista en www.realestatepress.es

 

Compártenos

Propiedades relacionadas con la nota de prensa


  • Lançois Doval es una empresa especializada en la comunicación de venta o alquiler de propiedades de prestigio, empresas y activos inmobiliarios, con más de 25 años de experiencia en el sector.
  • Nuestra amplia cartera incluye, chalets y villas, propiedades de prestigio o históricas, castillos, palacios, casas y pisos señoriales, fincas rústicas, de caza o recreo, masías, cortijos, pazos, haciendas, casas rurales, hoteles con encanto y en definitiva cualquier tipología de propiedad poseedora de un valor añadido para el comprador.
  • Asimismo, disponemos de una división especializada en la comunicación enfocada a la venta de empresas y negocios, edificios y naves industriales, edificios, hoteles, geriátricos, suelo residencial, industrial, logístico, comercial y terciario, activos inmobiliarios en rentabilidad, etc.
  • Nuestra amplia experiencia en la gestión de bases de datos y comunicación empresarial, hacen también de nuestros servicios una herramienta eficaz en caso de expansión territorial de su empresa, búsqueda de nuevos mercados, etc.